Fútbol | Segunda B

Un UCAM irreconocible

Isi Ros se lamenta en el encuentro jugado ante el Recre, ayer, en La Condomina. / nacho garcía / agm
Isi Ros se lamenta en el encuentro jugado ante el Recre, ayer, en La Condomina. / nacho garcía / agm

Temerosos y vulnerables, los de Munitis pierden sus señas de identidad y la segunda plaza

ANDRÉS CREMADES

Al UCAM Murcia le ha llegado el bache en el peor momento. Lleva un punto de nueve posibles en un negativo mes de febrero en el que solo conoce la derrota, lo que ha hecho que ceda la segunda plaza, tras desaparecer el colchón que tenía hace tan solo quince días. Lo peor es que se ha vuelto vulnerable en casa. El juego del equipo no es reconocible. Temeroso, impreciso y nervioso por momentos, la imagen del UCAM ayer no fue la mejor. Aunque el rival fue diferente al del duelo de la semana anterior ante el Efesé, el guion fue parecido. Cuando los universitarios se incorporaron al partido ya perdían 0-3, y eso ante un equipo entrenado por José María Salmerón es como decir adiós a los tres puntos.

1 UCAM MURCIA

Germán, Kilian Grant, Migue García, Javi Fernández, Galas, Toni Arranz, Julen Colinas (Collantes, 30), Britos (Jean Jules, 64), Hicham, Luis Fernández e Isi Ros (Salinas, 80).

5 RECREATIVO

Marc Martínez, Pina, Israel Puerto, González, Tropi, Iago Díaz (Carlos Martínez, 80), Fernando Llorente (Quiles, 72), Caye Quintana (Andrade, 63), Borja Díaz, Ródenas y Jesús Valentín.

Árbitro:
Ávalos Martos, auxiliado en las bandas por Espadas Navarro y Núñez Ruiz (Comité Catalán). Estuvo bien. Amarillas a Galas; y a Pina y Quiles.
Goles:
0-1, minuto 9, Britos en propia meta. 0-2, minuto 10, Israel Puerto. 0-3, minuto 24, Caye Quintana. 1-3, minuto 38, Luis Fernández, al convertir un penalti. 1-4, minuto 54, Fernando Llorente. 1-5, minuto 76, Quiles.
Incidencias:
Partido correspondiente a la 24ª jornada de la Liga, disputado en el estadio La Condomina ante 2.920 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones y unos cincuenta espectadores del Recreativo de Huelva.

En una semana en la que el UCAM parecía que recuperaba sensaciones y en la que se quería considerar el tropiezo ante el líder como un borrón a olvidar, al final ni borrón ni nada de sensaciones. De accidente tachó Munitis el duelo de ayer, como un accidente fue que Manu Onwu, que aspiraba al once titular, se volviese a resentir y se tuviera que llamar de urgencia a Salinas. Los universitarios pierden prestaciones y saltan las alarmas, ya no por caer ante equipos de su misma condición, sino porque el San Fernando y el Recreativo están en mejor momento y llegan como obuses ante un UCAM obligado a reaccionar.

El encuentro comenzó con el Decano esperando y dejando que el UCAM llevase la alternativa, pero era solo una falsa táctica de Salmerón para que el UCAM se creyese superior, a la espera de que cometiera un fallo. El 0-1 fue precisamente eso, un error de Britos al intentar ceder el balón a su portero. El partido se le complicaba más al UCAM cuando Luis Fernández, su mejor jugador en ataque, también tenía que ser atendido, aunque pudo continuar. Comenzaba otro partido. El UCAM, poco a poco, comenzó a levantar cabeza, abriendo el juego a sus laterales, que buscaban a Hicham y Luis Fernández, que ganaban con facilidad la espalda a la defensa andaluza. Pero, lejos de conseguir el empate, lo que llegó fue el segundo tanto de los blanquiazules, en un balón de Iago Díaz a Israel Puerto que, de cabezazo impecable, puso el 0-2. El UCAM era excesivamente castigado en menos de veinte minutos por un Recre que se había mantenido ordenado, pero que no estaba siendo muy superior en juego a su rival.

El Recreativo endosó a los universitarios tres goles en el primer tramo del partido, una losa irrecuperable ante los de Salmerón

El Recre iba ganando cómodamente con la ley del mínimo esfuerzo. El UCAM lo intentaba por un lado y por el otro, buscaba a los extremos, pero apenas tenía llegada y, sin embargo, los huecos que iba dejando lo estaban desangrando. Así, el fútbol fue de nuevo cruel y una jugada rápida a la contra del equipo de José María Salmerón supuso el 0-3. Su goleador Caye Quintana finalizó con solvencia una acción bien llevada por el cuadro visitante.

El encuentro estaba sentenciado, porque el UCAM no daba señales de poder hacer algo más y el Recre, cada vez que robaba se plantaba en dos pases delante de Germán. Los minutos iban llevando el partido a una calma tensa. Y aunque el choque parecía enderezarse un poco con el penalti que Luis Fernández transformó, no parecía que el UCAM tuviera aplomo y entereza para ir más allá. La primera entrega terminó con un cabezazo de Luis Fernández que se fue alto por poco.

No realizó cambios Munitis para comenzar la segunda mitad, pero se vio en los primeros minutos cierto desparpajo en los locales, sobre todo en las botas de Luis Fernández, que disparó al lateral de la red y al palo. Los casi tres mil aficionados de La Condomina se despertaron y comenzaron a animar, pero ayer no era el día por muchos motivos. Y es que cada vez que los azulones parecían despertar, llegaba el Recreativo y marcaba. Y así llegó el 1-4, tras una jugada rápida de Pina que vio a Fernando Llorente, este se fue en velocidad, controló el balón y marcó. Era la sentencia y los aficionados comenzaban a preguntarse si no jugaba mejor el UCAM con los canteranos que ahora que tiene a todos en la primera plantilla, o casi a todos, porque Julen Colinas ya había dejado su puesto a Collantes por unas molestias y Jean Jules había sustituido a un Cristhian Britos, que después de su fallo estaba abatido y no daba una.

Zarpazo de un viejo conocido

El equipo universitario probaba, tenía el cuero, pero era un falso control, pues llegaba propiciado por la cómoda ventaja del Recreativo, que lo dejaba jugar. Los dos banquillos se movían y en el setenta y dos Quiles, viejo conocido de la afición, sustituía a Fernando Llorente. Y solo tres minutos más tarde, el propio Quiles lograba el quinto. Con este tanto, los aficionados comenzaron a abandonar las gradas de la vieja Condomina. Munitis no quería recibir más goles y, sabiéndose perdido, optó por controlar más las posiciones y dejarse llevar.

Así llegó el final. Mal partido del equipo universitario, que comienza a descoserse por donde era más fuerte, en la creación. El empecinamiento de Munitis de salir jugando desde atrás está llevando al equipo a perder todo tipo de opciones. Ayer, al igual que el domingo anterior, el equipo azulón no fue capaz de animar a una grada que ha ido creciendo en adeptos, pero que sigue sumando decepciones.

Un hincha del Recre recibe un botellazo tras acabar el choque

Un aficionado del Recreativo resultó herido leve al recibir el impacto de una botella en un altercado que tuvo lugar después del encuentro en La Condomina. El suceso se produjo en la plaza frente al estadio al término del partido. Tal y como informaron fuentes de la Policía al UCAM, entidad que hizo público lo ocurrido, un grupo de hinchas del CAP Ciudad, de la Tercera murciana, esperó a otro grupo de seguidores del Recreativo, informa Efe.

El UCAM indicó que uno de los aficionados visitantes recibió un botellazo y que los agentes de la Policía Nacional se vieron obligados a intervenir para poner fin a la trifulca.