La roja a Titi aún escuece

Kilian Grant. / ucam
Kilian Grant. / ucam

Kilian Grant dice que la expulsión en el partido ante el Efesé del delantero del UCAM, quien ha sido sancionado con dos partidos, fue «excesiva»

LA VERDAD

La expulsión de Titi en el partido que perdió el domingo el UCAM en La Condomina ante el Cartagena, en el que estaba en juego el liderato del grupo IV de Segunda B todavía duele en el vestuario universitario. «Fue una derrota amarga por las sensaciones buenas que sentimos en el campo», dijo ayer Kilian Grant, quien añadió que «la primera parte fue muy igualada, pero la eficacia estuvo al lado del rival. A nosotros nos costó mucho marcar gol, a pesar de las ocasiones que tuvimos. En la segunda parte fuimos dominadores hasta la expulsión de Titi. El equipo siguió luchando, a pesar de estar con diez, pero el 1-3 nos mató por completo».

El jugador universitario valora así la decisión arbitral que marcó el partido: «Creo que fue excesiva por lo que nos estábamos jugando y todos estábamos acelerados. Eso ya es pasado y después de dos días de descanso la plantilla está centrada en el partido de este fin de semana para intentar conseguir la victoria ante el Recreativo de Huelva. Pero da igual lo que se diga fuera del campo. Nosotros estamos aquí para entrenar al máximo nivel para poder competir cada fin de semana al margen de los árbitros».

El Comité Disciplinario de la Federación Española hizo ayer oficial la sanción de dos partidos para Titi por, según el acta, «dirigirse» al árbitro «con los brazos abiertos, a voces y en repetidas ocasiones en los siguientes términos: «¡Cómo eres tan malo, cómo eres tan malo!». De igual modo, en dicha resolución se hace oficial la sanción de un partido para Adán Gurdiel por acumulación de tarjetas amarillas.

El UCAM tuvo cerca el empate en la segunda parte ante el Cartagena. Para Kilian, la reacción «fue cosa de todos, tanto del míster como de los jugadores. En la primera parte no estuvimos mal. Corregimos algunos errores, pero sobre todo nos vino bien para darnos ánimos y reforzarnos moralmente entre todos después del 0-2, que estaba siendo demasiado castigo para nosotros. Luego el equipo compitió hasta el final e incluso con el 1-2 estaba más cerca el empate que el tercer tanto del Cartagena. Esto es el fútbol y a veces te da la espalda. Pero ya hay que pensar en el siguiente partido. El domingo se perdió y punto. Son solo tres puntos. Ahora estamos en una semana nueva y nos toca centrarnos para conseguir los tres puntos en un nuevo partido liguero en La Condomina».

El jugador catalán asegura que no tiene en cuenta la distancia de cuatro puntos con el Cartagena: «Tenemos que prepararnos bien para el domingo, porque viene el Recreativo, un rival duro».

 

Fotos

Vídeos