Presa se enfrenta a lo desconocido

Reconocimientos médicos. El doctor Francisco Martínez examina a Christian Perales, ayer. / ucam
Reconocimientos médicos. El doctor Francisco Martínez examina a Christian Perales, ayer. / ucam

«Para mí es un reto competir contra rivales a los que nunca me he enfrentado», dice el nuevo jugador del UCAM, que llega del grupo I

LA VERDADMURCIA

«Se trata de un jugador polivalente, que puede jugar en cualquier posición del centro del campo. Kevin ha tenido varias ofertas, pero siempre ha apostado por nosotros desde el principio. Le deseo que tenga un buen año y que le respeten las lesiones para que nos ayude a conseguir los objetivos marcados», dijo ayer Pedro Reverte, director deportivo del UCAM, en la presentación del futbolista Kevin Presa.

El flamante jugador del UCAM agradeció al club universitario su confianza. «Es una experiencia nueva para mí y un reto que afronto con mucha ilusión. Soy un jugador que destaca por su poderío físico, con recorrido y que puede actuar en ambas áreas. Espero adaptarme lo más rápido posible al grupo». Kevin Presa dijo que «Rubén Albés [entrenador del equipo] se puso en contacto conmigo. Las conversaciones fueron importantes para que yo me decidiera por este nuevo proyecto del UCAM».

Además, el futbolista ha mostrado su felicidad tras los primeros días de la pretemporada: «Me siento muy contento. El vestuario me ha arropado genial desde el primer momento. Ayer [por el lunes] comencé un poco nervioso, pero poco a poco me voy sintiendo más cómodo junto a mis nuevos compañeros».

Con 25 años, el centrocampista afronta su primer curso en el grupo IV de Segunda División B, tras cuatro temporadas en el Pontevedra. «Para mí es un reto competir contra rivales a los que nunca me he enfrentado. Salgo de una zona de confort después de tantos años compitiendo en el grupo I».

Para finalizar, el nuevo jugador del UCAM indicó que «nuestro objetivo es ganar el primer partido de Liga. Somos un equipo ambicioso, pero tenemos que ir a día a día. La temporada es muy larga».