Un mes lejos de La Condomina

Isi Ros, una de las sensaciones del UCAM. / juan c. caval / agm
Isi Ros, una de las sensaciones del UCAM. / juan c. caval / agm

Al UCAM, líder del grupo IV, se le presenta una entrada de año difícil con un solo duelo en casa ante el filial del Granada

ANDRÉS CREMADES MURCIA

El UCAM Murcia ha cuajado una de las mejores primeras vueltas que se le recuerdan tras terminar el año como líder. Los universitarios, que comenzaron la temporada tropezando en casa, consiguieron, sin embargo, ser letales en sus visitas y afrontan un estreno de año en el que harán casi todo el primer mes fuera de la Región. Y es que el UCAM solo tendrá un partido en casa y no será hasta el día 20, para enfrentarse al Recreativo Granada, equipo al que ya venció en la primera vuelta.

Pero no pisará La Condomina más en enero, porque los azulones visitarán al Talavera el día de Reyes, para una semana después irse hasta la casa del Linense, uno de sus rivales directos por el 'playoff'. Los de La Línea siguen cuartos y también tienen marcado en rojo el partido contra los universitarios. El mes lo terminará el UCAM con la visita a una plaza a priori fácil como es la del Don Benito, pero los extremeños están reforzándose y quieren revertir la situación.

El mes de enero será el que marque dónde estará el equipo. De esta forma, será de vital importancia que los universitarios rompan la dinámica con la que cerraron el año, ya que sus últimas tres salidas, a Ibiza, Badajoz y San Fernando, las cerraron con tres derrotas. El UCAM tiene que tener en cuenta que equipos como el Sanluqueño, el Real Murcia y el Recreativo quieren meterse en una pelea en la que ya están el Cartagena y el Melilla, además de los de Munitis.

Es posible que en los próximos días pueda haber noticias en forma de fichajes, y es que las lesiones de larga duración como las de Fran Pérez y Antonio Amaya tienen al equipo sensiblemente tocado, por no hablar de las que se producen semana a semana, que están haciendo que siempre se tenga que utilizar a tres a cuatro jugadores del filial. Aunque es verdad que el equipo de Sergio Aracid está para eso, no es menos cierto que la trayectoria imparable del conjunto de Tercera se ha visto frenada de raíz.

Los canteranos

Y es que Pedro Munitis ha tenido que reinventarse y a veces arriesgarlo todo con los jóvenes de la cantera y del juvenil de Liga Nacional, pero el cántabro tiene algo que lo hace diferente y es que pide al jugador lo que sabe que este le puede dar. Con el paso de los partidos esto ha ido en favor del equipo y jugadores del filial como Ismael, Luis Castillo, Mounir y Ayala, han desempeñado su labor como si fuesen veteranos.

Pero para seguir arriba podrían llegar al menos tres jugadores. Además, se facilitará la salida aquellos futbolistas con menos minutos que no parece que vayan a contar mucho para el cántabro. De esta forma, un mediocentro, un central y un delantero pueden desembarcar en un equipo que necesita respaldo para mantener su posición privilegiada en la segunda vuelta.