Juan Merino, llegada inminente

Juan Merino, en un choque al frente del Betis en el año 2016, duelo que le enfrentó al Levante. / paco puentes
Juan Merino, en un choque al frente del Betis en el año 2016, duelo que le enfrentó al Levante. / paco puentes

A falta de cerrar los últimos puntos, es el gran candidato para relevar a Pedro Munitis en el UCAM Murcia

José Otón
JOSÉ OTÓN

Parecía uno de los grandes candidatos para el ascenso a Segunda, pero con el paso de las jornadas y, conforme se acercaba al final de la Liga, dejó entrever sus miedos y carencias. Perdió, de un plumazo, su fiabilidad. Y es que el UCAM, en el momento clave de la temporada, ha dado un paso atrás y se ha descolgado de los puestos de 'playoff'. En el último tramo de la campaña, el conjunto que preside José Luis Mendoza ha caído en barrena y cada vez está más lejos de conseguir un objetivo que parecía innegociable y al alcance de la mano.

Tanto se ha despistado el UCAM que al final le ha costado el puesto a Pedro Munitis, que ha sido destituido tras la derrota del pasado sábado ante El Ejido, un equipo que pelea por salir del descenso a Tercera, en un partido en el que el cuadro azulón no mostró pulso alguno, ni tampoco la identidad que le llevó a discutirle de tú a tú el liderato al Cartagena. La mala racha de resultados de las últimas semanas hizo que se descolgara primero de la lucha por el primer puesto y después por meterse entre los cuatro primeros. Las derrotas en La Condomina ante rivales directos como el Cartagena, Melilla, Recreativo y Badajoz dejaron la moral del equipo murciano por los suelos, como la derrota en Sevilla, cuando tenía los tres puntos en el bolsillo.

De hecho, el Badajoz, cuarto, saca actualmente tres puntos al UCAM, además del 'goal average' particular entre ambos después de perder en los dos partidos de la Liga ante el equipo pacense. Una diferencia de tres puntos a falta de nueve por disputarse. Pero lo peor, más allá de las opciones matemáticas del equipo azulón, son las malas sensaciones que ha dejado el conjunto de Munitis en parte del último tramo de la Liga, en el que dejó de ser un equipo solvente atrás y en la parte alta. Como si se tratase de un proceso degenerativo, el UCAM se ha ido desinflando poco a poco y ha dejado de creer en lo que hacía, aunque en partidos frente al Real Murcia y el Ibiza demostrara con ocasiones y fútbol ser mejor que su rival.

El gaditano fue técnico del Betis en Primera, con el que puntuó en 13 partidos de 20 Merino podría llegar a Murcia este mediodía y entrenar al equipo azulón por la tarde en El Mayayo

Además, las relaciones de Pedro Munitis con los directivos universitarios ya no son fluidas. De hecho, denegó una propuesta para renovar a mitad de temporada y después de superar un ultimátum ante el Real Murcia semanas después, el cántabro acrecentó el pulso ante los dirigentes azulones encarándose incluso con alguno de ellos. Los mismos que ayer decidieron buscar una alternativa para, en un último intento, agarrar el 'playoff', una misión complicada con solo tres jornadas por delante. Sergio Aracil, entrenador del filial, era uno de los candidatos a sustituirle, aunque la secretaría técnica azulona prefiere apostar por un técnico con bagaje en Segunda B y el fútbol profesional, capaz de reanimar al enfermo en el tramo final de la competición.

Carácter y experiencia

El primero de la lista y nombre que se puede oficializar hoy es el de Juan Merino, técnico de 48 años nacido en Cádiz, con experiencia hasta en Primera División. Como futbolista militó en el Betis durante casi toda su carrera, concluyéndola en el Recreativo de Huelva. Después dirigió en Segunda B al filial del Betis, dirigiendo al primer equipo durante 20 partidos en Primera, con un bagaje de 6 victorias, 7 empates y 7 derrotas, aunque se vio obligado a buscar trabajo fuera del club de su vida. También ha entrenado al Xerez, Nástic de Tarragona y Córdoba.

Sus dos últimas experiencias no han sido óptimas en el equipo catalán ni en el conjunto califal. Al primero lo dirigió otros 20 partidos en Segunda y, aunque su balance fue positivo (6 victorias y 9 empates), no continuó en el cargo. En el Córdoba, también en Segunda, apenas entrenó 7 partidos y no consiguió ganar ninguno, sumando únicamente 3 empates. Si finalmente firma en el UCAM, el equipo universitario se habrá hecho con los servicios de un técnico con carácter y conocimiento de la categoría, capaz incluso de ser la próxima campaña el que lidere un nuevo proyecto para buscar el ascenso a Segunda.

El UCAM tiene por delante tres partidos decisivos en los que no puede fallar si quiere aspirar hasta el final a luchar por el 'playoff'. Primero recibirá al San Fernando, choque que se jugará el próximo domingo a las 12.00 horas. El equipo gaditano, tras perder ayer frente al Cartagena, ha quedado a seis puntos del cuarto clasificado para jugar las eliminatorias de ascenso. Una semana más tarde visita al Marbella, uno de los conjuntos más en forma de la segunda vuelta. El equipo malagueño apenas tiene opciones de ascenso pero busca clasificarse para la Copa. En la última jornada el conjunto universitario recibirá al Talavera en La Condomina, un rival que también podría estar luchando por meterse en la futura Copa.