Hormigón para Munitis

Grego Sierra, ayer, en su primer entrenamiento con el UCAM. / ucam
Grego Sierra, ayer, en su primer entrenamiento con el UCAM. / ucam

El UCAM ficha a Grego Sierra, uno de los futbolistas más cotizados del mercado, y redobla su apuesta por el ascenso a Segunda

José Otón
JOSÉ OTÓN

Con el fichaje de Grego Sierra el UCAM es más candidato al ascenso a Segunda que antes. El jugador murciano, que puede rendir a gran nivel, tanto de central como de pivote defensivo, fue un futbolista cotizado en el pasado mercado veraniego, cuando equipos como el Cartagena y el Murcia, entre otros grandes de Segunda B, apostaron fuerte por su fichaje. Finalmente decidió quedarse en el Numancia, en Segunda, club en el que solo ha disputado 3 partidos en esta primera fase de la competición, un hecho que le ha obligado a cambiar de aires.

Por eso Grego Sierra ha decidido dar un paso atrás y comprometerse con el equipo universitario hasta el final de temporada. Se formó en las categorías inferiores del Real Murcia y del Atlético de Madrid, aunque fue el técnico Paco García el que le dio galones en Segunda B, en un La Hoya Lorca con el que disputó 23 partidos. Su contundencia le abrió las puertas del Mestalla, donde terminó de hacerse futbolista en la campaña 2016-17. 39 partidos, tercera ronda del 'playoff' de ascenso a Segunda y 2 goles en su cuenta particular.

Estas cifras llamaron la atención del Numancia, donde en su primera campaña jugó 10 partidos. Esta vez, y viendo las dificultades para jugar minutos en Segunda, valoró las ofertas recibidas de la Segunda B, hasta que ha aceptado el reto del UCAM. Sierra puede jugar en varias posiciones del campo y ya entrena con el UCAM en El Mayayo.

La nueva incorporación universitaria completó su mejor campaña en el Mestalla, en el curso 2016-17

Cabe recordar que, aunque teóricamente los centrales titulares para esta temporada eran Antonio Amaya y Cristian Galas, los diferentes problemas físicos que han sufrido estos dos jugadores provocaron que el canterano Javi Fernández y Carlos Moreno, un lateral izquierdo reconvertido a central que no contaba para quedarse en la plantilla, formaran el centro de la zaga, dando un excelente resultado a un equipo que le está peleando el liderato al poderoso Cartagena.

El problema es que el entrenador cántabro apenas tiene recambios ante nuevas lesiones o sanciones, ya que Amaya, que llegaba al UCAM como uno de los grandes bastiones defensivos, apenas ha ayudado a un equipo con el que ha jugado un total de 7 partidos, solo 5 de titular. De hecho, el madrileño, que apunta al Marbella, es una de las posibles bajas que podría dar el UCAM en las próximas horas para inscribir a Grego Sierra.

Otro que está en la rampa de salida es Javi Rey, quien ha solicitado abandonar el equipo universitario. Rey, que llegó al UCAM tras brillar en el Badajoz, ha tenido un papel secundario por el gran rendimiento de Arranz y Britos, y ha preferido buscar una oportunidad en otro equipo. De hecho, el Melilla, rival universitario en la lucha por el ascenso, quiere incorporar al centrocampista.

Hicham, al caer

El club universitario hará oficial en las próximas horas el fichaje de Hicham, delantero que pertenece al Almería y que arrancó la campaña en el Castellón. Aunque hasta finales de la pasada semana era el Real Murcia el que tenía ventaja a la hora de incorporar al delantero, los problemas burocráticos de la entidad grana dieron ventaja al equipo universitario, al que solo le resta recibir la documentación oficial.

El equipo azulón, el sexto mejor local de la Segunda B

Pese a la derrota inicial contra el Linense y la del 30 de septiembre ante el Jumilla, los de Munitis son el mejor equipo como local del grupo IV, con 24 puntos en diez partidos. De los 80 equipos de la Segunda B solo cinco conjuntos tienen mejores guarismos como local que los universitarios. El Fuenlabrada, en el grupo I, cuenta con 25 puntos, mientras que el Racing de Santander tiene 28 y el Bilbao Athletic 26 en el II. En el grupo III, solo el Baleares, con 28, y el Villarreal B, con 27, son mejores locales que un UCAM que, junto a Osasuna, es el único que suma 7 victorias seguidas en casa de entre los 122 equipos de Primera, Segunda y Segunda B.