Fútbol | UCAM CF

Otro batacazo deja a Munitis tocado

Isi Ros se va al suelo tras una entrada por detrás de Sergio Jiménez y Molo en el campo de El Ejido. / UCAM
Isi Ros se va al suelo tras una entrada por detrás de Sergio Jiménez y Molo en el campo de El Ejido. / UCAM

El UCAM da una mala imagen, no reacciona y sigue fuera de la zona de 'playoff', con su entrenador más fuera que dentro

LA VERDAD EL EJIDO.

Se consumó un nuevo desastre del UCAM, cuya hemorragia no cesa. En El Ejido volvió a perder, prolongando así su mala racha, una racha que le ha llevado fuera de la zona de 'playoff', el objetivo de la temporada, que, dada la imagen del equipo, parece cada vez más difícil para los universitarios.

2 EL EJIDO

Aulestia; Emilio Cubo, Molo, Sergio Sánchez, Tomás; Sergio Jiménez, Velasco (Jesús Rubio, m. 70); Álvaro González, Alfonso (Javilillo, m. 75); Yannis (Artiles, m. 65) y Samu Corral.

0 UCAM

Germán Parreño; Adán Gurdiel, Javi Fernández, Cristian Galas, Migue García; Toni Arranz, Chavero; Isi Ros (Julen Colinas, m. 84), Hicham (Luis Fernández, m. 62), Kilian Grant; y Titi (Onwu, m. 70).

Goles
1-0, m. 73. Álvaro González. 2-0, m. 81. Tomás, de penalti.
Árbitro
Conejero Sánchez (extremeño). Amonestó al local Javilillo y a los visitantes Chavero y Cristian Galas, en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 80.
Incidencias
Campo de Santo Domingo. 546 espectadores.

Ayer consumaron otro ejercicio de impotencia, sin soluciones y con una imagen parecida a la de los últimos compromisos. Enfrente, el Ejido mostró más carácter, pareciendo los almerienses el equipo de la zona alta y el UCAM el de la baja. Bien armados atrás, sin perder el sitio y conscientes de que ganaban o la permanencia quedaría muy lejos, El Ejido jugó un encuentro muy serio en una primera mitad en la que el juego se embarulló un tanto en el centro del campo, sin que hubiera grandes ocasiones para ninguno de los dos equipos.

El UCAM había tenido orden, pero carecía de imaginación y armas para dar fluidez a su juego y amenazar la portería defendida por Aulestia. Como resultado de todo ello, fue el empate a cero con el que se llegó al descanso, una igualada que no valía a ninguno de los dos, dejaba las espadas en alto y obligaba a mover ficha a los técnicos, que veían alejarse sus objetivos.

Lo hizo Pedro Munitis, que sacó del campo a Hicham, delantero que no está ofreciendo el nivel esperado desde su llegada al equipo universitario y que ayer volvió a mostrar una imagen desdibujada, muy lejos de la que se esperaba y de la idea de los directivos cuando lo ficharon. En su lugar entró Luis Fernández.

Sin embargo, el decorado del encuentro no cambió mucho. El UCAM tuvo algo más la pelota en esta segunda mitad, pero el equipo sigue espeso del centro del campo hacia arriba, le cuesta un mundo crear y así es difícil levantar el vuelo. Munitis no lo veía nada claro y quitó a Titi para dar entrada a Onwu, buscando la reacción en los metros finales, pero lo que llegó fue el gol de los almerienses. El tanto logrado por Álvaro González en el minuto 73 dejó más tocado si cabe al equipo universitario. El onubense marcó tras recibir un centro de Artiles y conectar un buen disparo.

La sentencia

Con el UCAM en la lona, incapaz de mostrar una tímida reacción con la que acercarse al empate, llegó el segundo de El Ejido. Fue de penalti cometido por Cristian Galas, que además fue expulsado. Era el final para el UCAM, cuyos minutos últimos dejaron bien a las claras que el equipo está roto, no encuentra cómo enderezar el rumbo y da la impresión de sentirse impotente para volver a encauzar la situación. Ni el propio Munitis parece tener las cosas claras: «Es difícil explicar lo que nos ha pasado. Nos dejamos el alma, pero la dinámica en la que estamos es la que es y nos penalizan mucho con muy poco», fue la explicación del cántabro a lo sucedido, consciente de que quizá pueda estar viviendo sus últimas horas en el UCAM.