Zarpazo del UCAM ante un Lorca plano

Ñíguez, tras conseguir el gol de la victoria, perseguido por sus compañeros./Guillermo Carrión / AGM
Ñíguez, tras conseguir el gol de la victoria, perseguido por sus compañeros. / Guillermo Carrión / AGM

Los universitarios marcan el gol de la victoria al final y ya apuntan al liderato

ANDRÉS CREMADESMURCIA

Si hay algún partido que el UCAM ha merecido ganar fue el de ayer, el que le enfrentó al Lorca Deportiva. Los de Lluis Planagumá plantearon un choque sin reservas, sin especulaciones y buscando el gol desde el pitido inicial. El Lorca de Palomeque intentó poblar su defensa y solo las luces que ofrecía Javi Saura sacaron a los lorquinos de un panorama tremendamente nublado.

1 UCAM Murcia

Germán, Carlos Moreno, Góngora, Javi Fernández, Fran Pérez, Kitoko, Marc Fernández, Jony Ñíguez, Quiles, Isi Ros y Eneko Eizmendi.

0 Lorca Deportiva

Hortal, Luismi, Adrián, Lulu, Lincoln, Urzáiz, Víctor Fenoll, Cristhian, Juan Arcas, Javi Saura y Mawi.

El detalle
El colegiado tenía tanta prisa en la tarde de ayer que hizo arrancar el choque dos minutos antes de la hora prevista. Además, Urko Arroyo fue trasladado al final del encuentro a un centro hospitalario tras recibir un fuerte golpe en la cabeza.
Gol
1-0, min. 90, Jony Ñíguez.
Árbitro
Escriche Guzmán (C. valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Kitoko, Marc Fernández, Arturo y Alberto Quiles.
Incidencias
Campo de La Condomina, terreno de juego en perfectas condiciones. 2.783 espectadores en la grada.
El próximo
El UCAM jugará la próxima jornada ante la Balómpedica Linense. Será el domingo, a las 17.00 horas.

Los minutos pasaron y las ocasiones solo cayeron de un lado, pero no fue el día de los delanteros. Quiles tuvo varias oportunidades, Arturo, que entró en el segundo acto, también, mientras que Isi Ros, que se topó con el palo y con una defensa al límite, también pudo marcar.

Pero sería solo al final, cuando la grada universitaria había dejado de creer, cuando el fútbol hizo justicia en un saque de esquina que David López ejecutó con calidad y Jony Ñiguez, con un certero cabezazo, mandó al fondo de la red, dejando los tres puntos en La Condomina y de nuevo metiendo al equipo en puestos de 'playoff'.

En la segunda mitad los de Planagumá asediaron con toda su artillería a un Lorca que se defendió con rigor, pero se olvidó de atacar

El Lorca Deportiva mostró todos los problemas que tiene, sin gol, sin recorrido, sin un centro del campo combativo, solo se salvó la defensa y un acertado Alberto Hortal.

Fue el UCAM el que quiso llevar la voz cantante y así lo hicieron los de Lluis Planagumá de inicio. Sin nadie en el centro del campo que capitalizase los robos de balón universitarios, el cuero era rápidamente enviado a los extremos, donde Marc Fernández, por un lado, e Isi Ros por el otro, eran las puntas de lanza de un equipo muy ofensivo en el inicio.

Los de Palomeque, más contemplativos en su inicio, salieron con una defensa muy poblada, donde incluso su mediocentro Urzáiz se mezcló con la línea de cuatro, haciendo que los universitarios chocasen con una línea difícil de penetrar. El UCAM dominó, pero ese dominio no era demasiado efectivo. De hecho, la primera ocasión clara del encuentro fue para el cuadro blanquiazul, que ayer vistió de amarillo y negro. Cristian se encontró con el cuero en el punto de penalti, se preparo el esférico y disparó, pero el balón se marchó desviado.

El UCAM aprovechó la rapidez de sus extremos para abrir el campo. Marc Fernández consiguió irse de Luismi y su disparo cruzado lo paró Alberto Hortal. El partido comenzó a moverse, los dos equipos comenzaban a tener opciones, aunque los azulones controlaban el balón y se jugaba permanente en terreno de juego lorquino. Carlos Moreno fue el encargado de lanzar una falta desde la derecha y el cuero lo despejó la defensa visitante, quedando la pelota a Góngora, que no acertó a rematar. El equipo universitario volvió a llevarse un susto con el disparo de Adrián, que se fue escorando y que lo tuvo que parar Germán.

Los minutos fueron pasando y el juego fue muy horizontal: pases y pases y excesiva maduración de las jugadas, mientras que los de Planagumá carecían de centro del campo. Jony Ñiguez estuvo muy estático, Kitoko se mostraba muy bien en defensa, pero nulo en la creación, e Isi Ros se desfondó al tener que bajar a buscar el balón muy atrás. Javi Saura, en los lorquinos, tampoco estaba cómodo con la labor que le había encargado Palomeque de defender más que de crear. Al molinense no le fue bien y Cristian también se había centrado en una labor gris. En los últimos minutos de la primera entrega el equipo local dio los últimos coletazos. Primero avisó Javi Fernández al rematar fuera de cabeza una falta lanzada desde la derecha. La más clara fue la de Isi Ros desde la frontal del área, con una volea que Hortal tocó, enviando a córner el cuero cuando iba a gol.

El UCAM no especuló y en la reanudación se fue a intentar buscar el gol a las primeras de cambio. El ataque fue rápido, buscando a un Quiles que dejó en cada acción muestras de su calidad. Era una constante. El dominio y las llegadas llevaron al conjunto de Planagumá a tener otra ocasión muy clara, con un centro desde la derecha de Carlos Moreno que lo cabeceó sin oposición Eneko Eizmendi, estrellando el cuero contra la madera. El encuentro se había convertido en un monólogo, y el Lorca ya solo defendía. Palomeque mostró sus cartas dando entrada a Pedro por un desaparecido Víctor Fenoll.

El encuentro ya solo tenía un patrón, no había más guion que el ataque sin descanso del UCAM y la defensa a ultranza de un Lorca que había poblado su defensa con hasta seis hombres. Arturo entró por Kitoko y Lluis Planagumá metía todo lo que tenía para conseguir marcar. Isi Ros golpeó de cabeza antes de que Quiles diera un pase de maestro a Arturo, al que dejo solo. El exdelantero del Cartagena no consiguió tocar la pelota. Se palpaba el gol ya que el UCAM se había hecho acreedor a ir por delante en el marcador, pero el Lorca aguantó y dejaba claro con la entrada de Juanjo por Arcas que su misión era conseguir un punto en La Condomina.

Pero cuando peor estaba el UCAM, cuando peor lo tenía debido a que Góngora estaba lesionado y se había retirado dejando a su equipo con diez jugadores, llegó el tiempo de descuento y el gol universitario. David López, en el tiempo de prolongación, lanzó un saque de esquina que describió una media luna y llegó a Jony Ñíguez, que se levantó y de un testarazo certero a media altura consiguió alojar la pelota en el fondo de la red. Un triunfo que mete al UCAM Murcia de lleno entre los puestos más altos de la tabla.

«Estoy fastidiado, pero hay que insistir», asegura Palomeque

Planagumá se mostró contento con sus jugadores: «Ha sido un partido en el que el Lorca hizo un buen planteamiento con tres centrales, dejando poca distancias entre las líneas. Nos ha costado mantener la posesión y hacer los ataques largos, pero hemos dado un pase adelante a nivel ofensivo, generando muchas ocasiones en la segunda parte. Estoy contento con mi equipo, aunque debemos seguir creciendo», aseguró el entrenador barcelonés. Palomeque, pese a la derrota, se mostró satisfecho: «Estamos últimos, pero podemos engancharnos. Somos un equipo muy joven. Tenemos que trabajar para intentar ganar el próximo domingo. Estoy fastidiado y preocupado porque no ganamos. Tenemos que insistir», aseguró el entrenador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos