El UCAM quiere hacer valer la fuerza de La Condomina

Tekio saluda a la afición al final del UCAM-Huesca disputado en La Condomina el 20 de mayo. / Edu Botella / AGM

Los recientes triunfos en casa ante el Tenerife y el Huesca, equipos más fuertes que el Alcorcón, animan al club universitario en su lucha por la permanencia

SERGIO M. SÁNCHEZMURCIA

El UCAM saldrá el domingo a jugar con el único objetivo de conseguir una victoria ante el Alcorcón que certifique su permanencia en la Segunda División. Los de Francisco se presentan ante el partido de la temporada con la suerte de poder afrontarlo en su campo con el apoyo de su afición, que se volcará incondicionalmente tras la promoción de entradas a un euro.

El equipo universitario afronta las dos últimas jornadas con el objetivo de conseguir una victoria, o dos empates y alguna carambola en el peor de los casos, para conseguir mantenerse en la categoría de plata del fútbol español. Se enfrentará a un rival que se juega la vida en esta recta final y cuyas posibilidades de salvación pasan por lograr un buen resultado en La Condomina que les lleve aún con vida a la última fecha del campeonato.

Los universitarios deberán seguir con la buena racha que llevan en casa, donde han conseguido ganar los dos últimos partidos que han disputado, contra el Huesca y el Tenerife, equipos de la parte alta de la tabla que luchan por un puesto en el 'playoff' de ascenso.

El equipo murciano lleva un mes y medio sin perder en su estadio. Lejos queda ya aquella derrota contra el Rayo Vallecano por 0-1 que se produjo a mediados de abril y que sumió al conjunto de la Universidad Católica en una crisis.

Pero ahora la situación es otra. Unai Albizua, uno de los fijos en la defensa de Francisco, dijo ayer que el equipo está preparado y en una situación inmejorable para la batalla frente al Alcorcón. El jugador vasco habló en rueda de prensa antes de ejercitarse con la plantilla en el campo El Mayayo de Sangonera la Verde. El UCAM CF llega al choque del domingo en decimosexto lugar, con 48 puntos, cuatro más que el Alcorcón, que es precisamente el conjunto que marca la línea del descenso a Segunda División B.

«Está claro que nos jugamos mucho y el equipo está preparado. Llegamos en una situación buena y tenemos que aprovechar esta oportunidad que tenemos para conseguir la permanencia», dijo Albizua, quien lamentó la última derrota encajada por 3-1, pese a adelantarse en el marcador en el feudo del Levante, que ya había ascendido a la Liga Santander como campeón.

«Éramos optimistas, pero también sabíamos que era muy complicado conseguir la permanencia en el campo del Levante. El equipo terminó roto, pero ahora se ven las cosas de otra manera y solo nos queda apretar los dientes para el partido de este fin de semana en casa».

Fotos

Vídeos