El UCAM se agarra a la cima

Isi Ros celebra el gol definitivo ante el filial de Las Palmas.
Isi Ros celebra el gol definitivo ante el filial de Las Palmas. / Javier Carrión / AGM

Un gol en el tiempo añadido deja los tres puntos en La Condomina y mantiene a los universitarios arriba

ANDRÉS CREMADESMURCIA

El UCAM logró ayer su segunda victoria de forma consecutiva, en un partido en el que los de Planagumá dominaron el primer acto completamente, aunque se encontraron con el empate de los canarios en un fallo que les pudo costar dos puntos. El partido lo trabajó más el equipo murciano y pudo rematarlo en el final del primer acto, pero en la segunda mitad le falló la fuerza física. Excesivamente previsible y con un David López falto de tono físico, el equipo comenzó a hacer aguas. Entonces el entrenador universitario intentó abrir el juego con la entrada de Isi Ros y lo consiguió, pero Arturo, al igual que la mayoría, no estaba para nada. El que sí apareció fue el gran capitán, Góngora, que desde unos veinticinco metros lanzó un obús que Josep solo pudo repeler. Isi Ros marcó en el rechace y dejó un triunfo en La Condomina que sabe a gloria y que mete al equipo arriba del todo. Sin hacer ruido, pero desde la cima. Así ha empezado el UCAM la temporada tras las dos primeras jornadas.

2 UCAM Murcia

Germán Parreño, Carlos Moreno, Góngora, Javi Fernández, Dani Pérez, Vivi (Isi Ros m.60), Marc Fernández, Kitoko, Arturo, David López y Urko Arroyo (Quiles m.78)

2 Las Palmas At.

Josep, Álex Suárez (Agoney m.52), Azael, Álvaro, Éric Curbelo, Nebay, Álex (Gopar m.56), Parras, Érik Expósito (Yeremi m.74), Ale González y Raúl Alemán.

Árbitro
Caparrós Hernández, auxiliado por Argente Millán y López de los Mozos (Comité Valenciano). Bien en un partido que no dejó que se le complicase. Amarillas a David López; y a Álex Suárez y Nebay.
Goles
1-0, m. 35, David López. 1-1, m.54, Érik Expósito. 2-1, m. 95, Isi Ros.
Incidencias
Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo IV de Segunda B, disputado en estadio La Condomina. Terreno de juego en buenas condiciones. 1.587 espectadores.
El detalle
Uno de los hombres más en forma del UCAM como es Fran Pérez se lesionó en el calentamiento y no pudo jugar el partido. Javi Fernández lo sustituyó.
El próximo
El domingo 3 de septiembre, a las 18.00 horas, en el campo de La Hoya de Jumilla.

Primera toma de contacto del UCAM en la vieja Condomina. Los de Planagumá mostraron desde el inicio un solo sentido, sin especular y con ganas de agradar, dando el balón a un David López que esta temporada va a dar grandes tardes. El centrocampista era el director de orquesta, el que asiste y el que pide el cuero cuando la cosa se complica.

Arriba, la lucha de Arturo era constante con los dos centrales canarios y mientras estos fijaban al delantero universitario, llegó la primera ocasión. Se jugaba el minuto 2 cuando Arturo no consiguió rematar un pase al segundo palo de David López. Atrás el equipo, que había tenido que cambiar a Fran Pérez por Javi Fernández en el calentamiento, funcionaba perfectamente. Los dos laterales apenas sufrían incursiones por las bandas y Érik Expósito no podía con Dani Pérez, que se anticipaba en todas la acciones al canterano canario que ya ha debutado en Primera División.

Dominio aplastante

Las Palmas Atlético es un equipo bisoño, rápido, pero excesivamente meticuloso a la hora de querer ejecutar todas las acciones, aunque estuvo a punto de marcar de falta directa por mediación de Álvaro. Pero lo cierto es que esa iba a ser la única acción digna de mención en toda la primera entrega. El paso de los minutos comenzó a dar el dominio por completo al equipo murciano, Carlos Moreno, con Kitoko cubriéndole las espaldas, consiguió proyectarse en ataque y poner balones al área, donde Arturo, tan batallador como desacertado, no logró convertir. El delantero se convirtió en asistente luego y, de cabeza, dejó el cuero muerto en el área, para que Urko Arrollo, que se había desmarcado de su par, rematase fuera.

El UCAM era dueño y señor pasados los primeros veinticinco minutos, y Planagumá era consciente de esto, así que adelantó líneas y buscó el gol descaradamente. Los acercamientos siempre morían en centros al área donde no se encontraba rematador. Y se llegó al minuto 35, en el que ya se intuía que algo podía pasar cuando Góngora se dispuso a sacar el quinto córner del primer tiempo. El gaditano lo sacó con potencia buscando el segundo palo, David López remató fuerte al centro, pero un defensa repelió el cuero como pudo, este le volvió a llegar al cerebro local, quien, de disparo alto y fuerte, puso el balón en el fondo de las mallas.

El gol dio alas a los locales. Las Palmas, muy tocado, vio primero a Urko Arroyo fallar en el 39 un balón solo y tan solo un minuto más tarde a Arturo, que cabeceó fuera un perfecto centro de Kitoko. Así acabó el primer periodo con mucha suerte para los insulares, que debieron irse al vestuario con más de un gol en contra.

El UCAM cambió el chip en la segunda mitad, en la que salió a verlas venir. Las Palmas en el descanso pareció recibir una severa bronca de Suso Hernández, ya que se metió en el encuentro, controlando el centro. Ale González y sobre todo Érik Expósito, muy bullicioso, fueron los protagonistas. A los nueve minutos de la reanudación, aprovechó un fallo en defensa para irse en velocidad, meterse en el área y, ante la salida de Germán Parreño, batirle con un disparo a media altura. El equipo local no estaba, algo había pasado porque David López ya no controlaba los tiempos, Arturo estaba más pendiente del árbitro que de jugar y los canarios querían el segundo tanto, aunque su juego también era un tanto anárquico, convirtiéndose por momentos en individualista.

Los minutos con el empate a un tanto comenzaron a pasar muy rápido para el UCAM. Planagumá intentó hacer un cambio, pero la lesión de Vivi trastocó los planes. La entrada de Isi Ros dio más profundidad por la banda derecha, pero el UCAM se notaba excesivamente cansado. El filial amarillo tampoco iba mucho más allá y los cambios tampoco daban otro aire a los insulares, que descaradamente, después del tanto, se habían dedicado a defender el empate sin escatimar pérdidas de tiempo.

Lo intentó hasta el final el equipo de Murcia, pero las ocasiones, aunque llegaron, no eran claras, muy trompicadas, sin balones claros y una sensación de cansancio que no hacía presagiar que el resultado pudiese cambiar. El encuentro se metió en los últimos instantes entre ataques sin fuerza del UCAM y contras de Las Palmas. Raúl Alemán pudo conseguir el segundo tanto para los suyos, pero con el tiempo vencido llegó una falta sobre Quiles a unos 25 metros de la portería canaria. Góngora la sacó ajustada y Josep la repelió, pero el esférico cayó a Isi Ros, que solo tuvo que meterlo en la portería para dar los tres puntos a su equipo.

Fotos

Vídeos