Tres puntos es el objetivo

Nono celebra con Jona uno de sus goles al Huesca. / Edu Botella / AGM

El manual de Francisco, el olfato de Jona y la solidez atrás dejan al UCAM casi salvado

SERGIO M. JIMÉNEZMurcia

Cuando se cumple una vuelta exacta desde la llegada de Francisco al banquillo del UCAM Murcia, el equipo se encuentra 14º con 48 puntos, cinco por encima del descenso, que marca el Nàstic con 43. Cuando el almeriense se hizo cargo de la plantilla, esta se encontraba penúltima con 18 puntos. Así y, a falta de solo tres jornadas para que acabe la Liga, el UCAM necesitaría tres puntos para conseguir mantenerse en Segunda.

Todo esto ha sido posible gracias al cambio que se produjo en el equipo con el aterrizaje de Francisco, destacando su gran solidez defensiva. Y es que en los últimos cinco partidos disputados, los universitarios solo han concedido tres goles. Esta solidez les ha servido para sumar 10 puntos de los 15 posibles y poder coger un poco de aire para la recta final del campeonato. La vuelta de Biel Ribas a la portería tras la sanción y la buena competencia que hay entre los defensas han hecho que no importe quién juegue.

Otro factor destacable es la capacidad goleadora de Jona. El delantero hondureño lleva 14 goles esta temporada. Contra el Huesca logró su primer doblete con la camiseta del UCAM. Cuando Jona ha conseguido ver puerta, el equipo murciano ha puntuado, salvo ante el Valladolid y el Huesca en la ida. Jona está a solo dos goles de su mejor marca personal, los 16 tantos que logró con el Jaén en la que hasta ahora es su mejor temporada en Segunda en cuanto a capacidad goleadora.

El del próximo viernes contra el Levante será el último enfrentamiento ante un equipo situado en la zona noble, rivales contra los que el UCAM ha dado la talla, ganando al Huesca (7º), Tenerife (4º), Girona (2º) y Getafe (3º); empatando contra el Cádiz (5º); y perdiendo tan solo contra el Oviedo (8º).

'No importa cuántas veces te caigas, importa cuántas veces te levantas'. Parece que esa es la máxima instaurada en el vestuario del conjunto murciano. Tras una mala racha, el equipo universitario siempre da la cara y vuelve a la senda positiva. Le pasó cuando encadenó dos empates y dos derrotas consecutivas, consiguiendo ganar al Girona y Tenerife; y lo ha vuelto a hacer tras la derrota contra el Numancia y el empate en Lugo, ganando al Huesca.

Así, con la llegada de Francisco, además del cambio en el estilo de juego, se produjo un gran variación en la mentalidad de todos los jugadores. Tras coger al equipo con tan solo 18 puntos después de 18 jornadas, el míster almeriense ha sido capaz de conseguir 30 en los siguientes 21 partidos, dejando así la salvación al alcance de la mano.

El UCAM Murcia tendrá que disputar todavía tres encuentros antes de que acabe la Liga. Deberá visitar al líder de la competición y ya ascendido Levante, recibir a un Alcorcón que se lo jugará todo en esta recta final y visitar el campo del Nàstic, equipo que actualmente ocupa la 19ª posición y que marca el descenso con 43 puntos.

Fotos

Vídeos