Resistencia numantina en Lugo

Hugo Álvarez no se puede creer la roja mostrada por el colegiado.
Hugo Álvarez no se puede creer la roja mostrada por el colegiado. / LOF

El UCAM aguanta el empate, pese a jugar con diez desde el minuto 15, y se queda a dos puntos de la zona de descenso

EFE

El UCAM Murcia resistió ayer 75 minutos en inferioridad e igualó sin goles ante un inofensivo Lugo, incapaz de aprovechar sus ocasiones y, con ello, de subirse al tren de la promoción de ascenso. El trabajado punto de los murcianos les deja a dos del descenso, una batalla que se ha apretado y de la que tampoco se salva, por ahora, el Lugo, que se queda en tierra de nadie, demasiado lejos de la promoción, aunque todavía tiene que medirse al Huesca, que le saca 7 puntos, y sin haber alcanzado aún la barrera de los 50 que suele dar la salvación.

0 Lugo

Roberto; Jordi Calavera, Djaló, Ignasi Miquel, Kravets; Seoane, Sergio Gil (Carlos Pita, 65); Iriome (Caballero, 70), Campillo, Fede Vico (Pino. 65); y Joselu.

0 UCAM Murcia

Ribas; Tekio, Hugo Álvarez, Albizua, Morillas; Tito, Juande; Vicente, Iban Salvador (Fran Pérez, 23), Pere Milla (Nono, 91); y Jona (David Mayoral, 77).

Árbitro
Medié Jiménez, del colegio catalán. Roja directa a Hugo Álvarez (min.15).
Incidencias
Anxo Carro ante 2.739 aficionados.

Después de tres derrotas consecutivas y de pagar errores propios, el Lugo trató de evitar las imprecisiones en la salida del balón, aunque a punto estuvo de encajar el primer tanto en una falta que colgó Pere Milla a los nueve minutos y que despejó Roberto a córner con apuros. Los locales también pudieron poner el partido de cara antes del primer cuarto de hora en un mano a mano de Iriome ante Biel Ribas que salvó el portero del conjunto murciano. Fue la primera que perdonaron los locales en una mañana sin acierto.

Francisco: «Así se lo vamos a poner difícil a todos los equipos»

A falta de goles que rompieran la igualdad en el marcador, el partido se desequilibró por una entrada a destiempo, con los dos pies por delante, de Hugo Álvarez a Fede Vico que el colegiado castigó con la roja directa. El UCAM Murcia quedaba en inferioridad a media hora del descanso, aunque resistió por los errores del Lugo delante de Biel Ribas.

La defensa fue lo más destacado del conjunto murciano, que ahora ocupa la posición 15ª

Iriome, con todo a su favor para marcar, remató por encima de la portería a pase de Campillo y esa jugada llevó al técnico de los murcianos a cerrar las vías de agua con la incorporación del exjugador del Lugo Fran Pérez, que recibió los aplausos del Anxo Carro.

Aun así, el Lugo siguió disponiendo de opciones para poner a su favor el marcador. Su máximo goleador, Joselu Moreno, perdonó otra vez a la media hora al no encontrar la portería de Biel Ribas con un remate algo forzado en el área pequeña que se le marchó alto.

El UCAM pudo castigar a los lucenses justo antes de enfilar el camino al vestuario, pero Roberto se estiró para evitar que se colara en su portería un disparo de Vicente desde la frontal.

En la vuelta al césped, los murcianos intentaron asestar un golpe a los lucenses con un disparo de Pere Milla que obligó a Roberto a volar para sacar el balón, aunque pronto cedieron la iniciativa a su rival.

Un muro atrás

Los de Francisco Rodríguez se afanaron en la contención y el Lugo tardó muchos minutos en complicarle la vida a su rival, hasta que los cambios de Luis César Sampedro empezaron a surtir efecto.

Joselu volvió a fallar la más clara al trastabillarse delante de Biel Ribas a falta de once minutos para la conclusión del partido y la insistencia de los locales en los últimos instantes del choque no tuvo recompensa ante un firme rival.

Con este resultado, el UCAM Murcia queda a dos puntos de la zona de descenso, en una buena posición para lograr la ansiada permanencia, aunque no puede descuidarse, ya que por atrás los equipos están apretando y un par de malos resultados pueden enviar al pozo a cualquiera.

Fotos

Vídeos