La Verdad

UCAM CF

SEGUNDA DIVISIÓN

La dependencia de Jona, un lastre para un UCAM que echa de menos tener más dinamita

  • El segundo goleador del equipo sigue siendo Jesús Imaz, con cinco tantos, pese a que dejó la plantilla murciana en el pasado mercado invernal

El UCAM ha conseguido, pese a las dos últimas derrotas consecutivas ante el Oviedo y el Rayo Vallecano, no caer en puestos de descenso y seguir dos puntos por encima, aunque ha dejado pasar por delante a equipos como el propio Rayo, Nástic de Tarragona y Córdoba, que hasta hace poco estaban por detrás. Ante el conjunto de Vallecas el pasado domingo el equipo de Francisco fue superior, tuvo las mejores ocasiones y solo le faltó el premio del gol.

El problema es que el día que no está enchufado el delantero Jona es muy poco probable que el UCAM se lleve los tres puntos. No suele fallar esta regla. De hecho, mirando la tabla de goleadores del equipo universitario, es el hondureño el que figura al frente con 11 goles, seguido desde muy lejos por Góngora, con tres. El segundo goleador del equipo sigue siendo Jesús Imaz, con cinco, que dejó la plantilla murciana en el pasado mercado invernal.

Por lo tanto, y vistos los números, hay muchos jugadores azulones que deberían presentar mejores guarismos. Excepto Jona, Góngora y Tito, también con tres, el resto de jugadores del centro del campo para arriba no han aportado demasiado. Collantes suma tres, pero ha generado ocasiones para haber materializado alguno más. Igual que Natalio y Nono, que solo han marcado dos, una cifra demasiado baja para ambos. Otros jugadores como Pere Milla y Vicente tampoco han visto puerta. Con 35 goles a favor, el UCAM necesita más mordiente para no pasar apuros.