La Verdad

UCAM CF

Choque vital ante un histórico

Jona, en primer término, en un encuentro de esta temporada.
Jona, en primer término, en un encuentro de esta temporada. / Vicente Vicéns / AGM
  • El UCAM recibe al Rayo de Míchel tras ver truncada su buena racha y en busca de un triunfo que le dé tranquilidad

UCAM Murcia y Rayo Vallecano, inmersos en la pelea por la permanencia y separados solo por un punto, disputan esta tarde un partido en el que solo les vale la victoria ante un rival directo para tomar impulso en la clasificación. El conjunto murciano, dirigido por Francisco Rodríguez, llega al choque tras caer 2-0 ante el Oviedo y pretende retomar el buen camino truncado en el Carlos Tartiere tras seis jornadas sin perder, con dos triunfos y cuatro empates.

El UCAM, que en la primera vuelta ganó 0-1 en Vallecas con un gol de Jesús Imaz, quien ya no está en la plantilla, mantiene la baja de su portero titular, Biel Ribas, que cumplirá el tercero de los cuatro partidos de sanción por agredir a Quintanilla, del Mirandés.

Sigue en dique seco por lesión el extremo Cedrick, una baja sensible ante un rival que cuenta con un considerable potencial, como recordó Francisco. «Es un club que tiene jugadores de primer nivel, inaccesibles para el resto de equipos, que viene en alza y que ha crecido mucho y busca un juego combinativo durante el mayor tiempo posible del partido», apuntó el técnico del UCAM. En cuanto al once, lo normal es que el conjunto universitario mantenga el bloque, aunque podría haber alguna variación con respecto al compromiso del pasado domingo.

Francisco añadió que «nosotros intentaremos contrarrestar el juego del Rayo siendo ambiciosos y utilizando nuestras armas, sabedores de que hay que tener un equilibrio que nos dé opciones de ganar. Hasta ahora creo que no se nos ha dado un partido loco, en el que no tengamos opciones de puntuar. Por ejemplo, en Oviedo nos hicieron el 2-0 estando arriba, sobre el campo rival, en busca del empate», explicó aludiendo al encuentro del pasado domingo en el estadio Carlos Tartiere de la capital asturiana.

La regularidad

El almeriense incidió en la importancia de mantener la regularidad para conseguir la permanencia que a día de hoy obtendría, al estar fuera de la zona de descenso. «Desde que yo llegué aquí llevamos solo tres derrotas en 15 jornadas, estamos siendo regulares y hemos hecho cosas muy buenas en estos meses. Tenemos que seguir confiando en lo que somos, estamos en el camino de la salvación y vamos a intentar conseguirla de esta manera», añadió Francisco.

Y remarcó que la línea está siendo positiva: «Si hacemos una liga con los últimos 15 partidos, el Nástic y nosotros somos prácticamente de los mejores. La regularidad que llevamos es importante y eso es lo que nos da opciones de mantener la categoría».

Por su parte, el Rayo afronta el partido en un buen momento de forma, después de encadenar cuatro jornadas seguidas sin perder, en las que ha sumado ocho puntos de doce posibles. El equipo madrileño parece haber recuperado la autoestima desde la llegada de Míchel al banquillo, hace mes y medio, y la mejoría que ha experimentado en su juego y en los resultados ha sido notable, hasta el punto de que las opciones de permanencia se ven con más optimismo que hace unas semanas.

El objetivo del Rayo en Murcia es lograr la tercera victoria a domicilio de la temporada y sumar tres puntos que le darían un salto en la clasificación, además de superar al UCAM, un rival directo por la permanencia.

Para el partido, Míchel cuenta con la baja del lateral izquierdo rumano Razvan Rat, sancionado, y también del central Chechu Dorado, que padece molestias musculares. Por contra, recupera al central Antonio Amaya y al mediapunta alemán Patrick Ebert, que podrían regresar al once titular.