La Verdad

UCAM CF

Al Mono Burgos le cayeron once partidos por una agresión similar

En noviembre de 1999, en un partido que enfrentaba al Mallorca contra el Espanyol, Germán 'Mono' Burgos propinó un puñetazo al delantero perico Manolo Serrano. El árbitro no lo añadió en el acta, ya que no se percató en el momento de la jugada. Fue después, cuando el club espanyolista presentó una denuncia al Comité de Competición contra el portero argentino, y adjuntó, además, las imágenes de la agresión en vídeo junto con un parte médico con las lesiones. La sanción fue de 11 partidos.