La Verdad
UCAM CF

fútbol | ucam cf

Ribas se quita de en medio a Quintanilla con un puñetazo

Momento de la agresión.
Momento de la agresión. / Youtube
  • El árbitro no vio la agresión del meta del UCAM al jugador del Mirandés en el minuto 93 de partido

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El partido del UCAM en Anduva pésimamente será recordado por la brutal agresión del portero universitario Biel Ribas al jugador del Mirandés Álex Quintanilla. Corría el minuto 93 y los locales sacaron un córner que despejó el propio Ribas. Acto seguido, el meta balear intentaba recuperar la posición y se produjo un forcejeó con el defensa bilbaíno que solucionó con un puñetazo sobre el rostro de Quintanilla.

La acción del portero del UCAM no la vio el árbitro. Hubiera sido expulsión y penalti.