La Verdad

UCAM CF

SEGUNDA DIVISIÓN

Mantener la portería a cero, el gran objetivo de Francisco

Francisco, en segundo plano, en El Mayayo.
Francisco, en segundo plano, en El Mayayo. / Nacho García / AGM
  • El UCAM, que recibe a un Mallorca herido, ha encajado cinco goles en los dos últimos partidos y quiere recuperar otra vez la fiabilidad atrás

El UCAM respiró el pasado domingo tras ganar en Almería y dio un paso de gigante hacia la salvación. El rendimiento que ha sacado Francisco al equipo desde su llegada ha sido mayúsculo: en un total de nueve partidos y de 27 puntos posibles ha sumado 13, lo que le ha permitido escalar posiciones en la tabla clasificatoria. Esta semana, no obstante, el choque contra el Mallorca también se puede considerar una final, ya que el equipo bermellón, a pesar de construir una plantilla para aspirar al ascenso, está metido en el fondo de la tabla.

Los baleares llegan con urgencias, en el puesto 20 de la clasificación de Segunda tras perder 1-4 ante el Tenerife, en su propio estadio, la pasada semana. «Nos vamos a encontrar a un Mallorca herido, que viene de encajar 4 goles. Quizá no tenga fortuna de cara a portería, pero tiene jugadores de mucha calidad para la categoría. Cuenta con muchas alternativas en ataque y tendremos que ser capaces de contrarrestarlo. El próximo partido es muy complicado porque jugamos ante el que era un candidato al ascenso, aunque ahora mismo no está en la posición que esperábamos», dijo ayer el almeriense.

El equipo que preside José Luis Mendoza tiene que mejorar su rendimiento en casa, ya que en 14 partidos de Liga en La Condomina ha obtenido solo 16 puntos. En el último partido en casa el UCAM cayó 1-3 con el Valladolid: «Fue un palo. Tenemos que ser muy fuertes en casa, poco a poco vamos sacando puntos y aumentando la esperanza de llegar a las últimas jornadas con posibilidades de salvar la categoría». El equipo murciano tiene que ser más fiable atrás, ya que ha encajado 5 goles en los últimos dos partidos: «Es importante ser equilibrados; con lo igualada que está la categoría es probable que al final baje alguien a Segunda B por tan solo un gol de diferencia».