La Verdad

UCAM CF

El agua deja a Francisco sin su regreso al ruedo

Operarios de la empresa contratada por el UCAM achican el agua.
Operarios de la empresa contratada por el UCAM achican el agua. / Juan Carlos Caval / AGM
  • La lluvia impide la disputa del UCAM-Levante; la nueva fecha se sabrá tras la vuelta de la Copa en Balaídos

Francisco tendrá que esperar para poder debutar al frente del banquillo del UCAM. La lluvia impidió que el encuentro de la decimonovena jornada de Liga en Segunda que iba a enfrentar al equipo azulón y al Levante se disputara ayer en La Condomina. El técnico almeriense tendrá más tiempo para preparar su estreno liguero con el equipo universitario, aunque el entrenador, que ayer se acercó por la mañana al que se va a ser su estadio, no quería que el encuentro se aplazara. Tras dos años fuera del circo del fútbol tenía ganas de reaparecer. Eso sí, el UCAM Murcia no se irá todavía de vacaciones, ya que el choque de vuelta de la cuarta ronda de la Copa del Rey frente al Celta se jugará el próximo jueves en Vigo.

Finalmente el terreno de juego de La Condomina no aguantó la tromba de agua de las últimas 48 horas. El pasado verano sufrió una reestructuración y renovación total para la vuelta del fútbol de Segunda al histórico estadio situado en la capital de la Región. Aun así estaba completamente encharcado e impracticable para un partido de fútbol profesional. De hecho, la zona cercana a la grada lateral estaba completamente inundada, a pesar de que los equipos contratados por el propio UCAM para extraer toda el agua que se había almacenado desde la jornada del sábado en esta ubicación del estadio estuvieron trabajando toda la mañana sin descanso.

El equipo arbitral, formado por el colegiado Valdés Aller y sus asistentes, estuvo muy pendiente del terreno de juego desde la mañana de ayer. De hecho, se acercó al estadio de La Condomina por primera vez a las 11.30 horas. En ese momento ya comprobaron que, de seguir lloviendo, el encuentro peligraba seriamente. En el club universitario tampoco eran nada optimistas aunque, según marca la propia Liga, la decisión oficial de suspender el choque no se tomaría hasta el final, a escasos minutos de la hora oficial de la celebración. La segunda visita a La Condomina del colegiado castellano-leonés se produjo a las 14 horas.

No rodaba el balón

Saltó al terreno de juego, pisó el campo encharcado y comprobó que el balón no botaba ni se podía trasladar sobre el césped de manera adecuada para el buen desarrollo del juego. La decisión estaba tomada, no necesitaba más pruebas, aunque no se haría oficial hasta cerca de las 15.30 horas. Parecía tan evidente que el choque acabaría siendo suspendido que apenas hubo aficionados del UCAM que se acercaron hasta La Condomina en los minutos previos al choque. Solo algunos vecinos que acudieron a ver el estado del terreno de juego. De hecho, el equipo universitario no llegó oficialmente a abrir las puertas y montó el dispositivo necesario que activa en cualquier partido de Liga. «Nunca habíamos tenido, en los tres años que llevamos en el estadio, una situación igual. Cuando llueve mucho en Murcia es complicado para todo, y ayer no se podía jugar aquí al fútbol», dijo Álex Santos, gerente del UCAM. No solo Francisco quería jugar, también había motivos deportivos para hacerlo: «Desde el sábado se veía que no se podía jugar. Ayer se confirmaron los peores presagios. El UCAM tenía el interés deportivo de poder jugarlo, el Levante venía de jugar contra el Rayo entre semana y queríamos que debutara Francisco como nuevo entrenador», afirmó Santos.

Dos alternativas

La nueva fecha para que se dispute el UCAM-Levante de la decimonovena jornada de Liga en Segunda no se conoce oficialmente. La Liga tiene dos alternativas, ambas en función de si el UCAM pasa a la siguiente ronda de la Copa del Rey o no. De hecho, no se las ha hecho llegar aún a ambos equipos, aunque todo hace indicar que el miércoles 4 de enero sería el día elegido por el órgano que dirige Tebas para colocar este partido, siempre y cuando el conjunto universitario no pase a la siguiente ronda. Cabe recordar que el choque de ida jugado en La Condomina acabó con 0-1 para el equipo vigués y los murcianos no dan todavía la eliminatoria por perdida, pese a la superioridad del rival.

«Dependemos de la Liga. Tenemos que jugar la Copa y pelear por pasar. Es complicado explicar por qué se ha anegado una parte del campo, no pensábamos que se iba a acumular tanta agua. Hemos visto que hay un problema grave y tendremos que solucionarlo», dijo Santos. Esta suspensión, a priori, no va a variar los planes que tiene Francisco para el parón navideño, a priori. Tras el choque del jueves ante el Celta en el estadio de Balaídos, la plantilla universitaria se irá de vacaciones, aunque volverá el 28 o 29 de diciembre al trabajo, solo unos días antes de una de las fechas que baraja la Liga para jugar el encuentro que se aplazó ayer. Curiosamente, el Levante, que no se opuso a que se aplazara el encuentro, disputó el miércoles el partido de la decimosexta jornada de Liga ante el Rayo Vallecano, que fue aplazado también por la lluvia, en este caso caída en Valencia el 27 de noviembre.