La Verdad

UCAM CF

El golpe más sonado del UCAM

fotogalería

Morillas, Sergio Mora y Hugo Álvarez, del UCAM, pugnan por el balón con Lekic, del Mallorca, en el partido de ayer. / LOF

  • El equipo de Salmerón elimina al Mallorca y se mete en la cuarta ronda de la Copa

  • La próxima eliminatoria, a doble partido, medirá al club universitario con un equipo de Primera que no juegue la Champions

La mayor conclusión que se puede obtener de la victoria del UCAM en Mallorca y de su pase a la cuarta ronda de la Copa es que Pedro Reverte, su director deportivo, ha dado en el clavo con la plantilla. Solo ha contado con 4 millones de presupuesto, el tercero más bajo de Segunda, pero ha acertado de pleno. Ayer, con los que no suelen jugar, el conjunto universitario se deshizo del Mallorca y demostró que, además de calidad, tiene gran capacidad de sufrimiento y amor propio, claves en la sonada victoria de ayer.

Salmerón dejó a cuatro titulares en casa y alineó un once con parte de los jugadores que no están contando en las últimas semanas. Y visto el rendimiento, en algunos puestos el técnico almeriense ha pasado a tener un problema por el nivel mostrado por los teóricos suplentes. El primero, en la portería, donde Fernando, con al menos tres intervenciones magníficas, impidió que el Mallorca hiciera más goles. Además, Morillas, que jugó de central y de extremo derecho a pesar de ser zurdo, ya ha demostrado que es el comodín del técnico almeriense y que vale para todo, mientras que jugadores como César Remón y Basha le imprimieron un carácter competitivo al UCAM, que le valió para desesperar a su rival. Incluso Kitoko, también titular en Liga, fue clave en la victoria con dos acciones en las que evitó dos goles del Mallorca.

Juanma Delgado, que llegó sobre la bocina justo antes del cierre del mercado, también ha puesto en entredicho la titularidad de Jona y Natalio, también amenazada por Imaz (que ayer hizo otro soberbio gol) y Collantes, que ya pide a gritos la titularidad en Liga. Eso sí, todo fue de cara para los universitarios, ya que a los cuatro minutos el propio Delgado aprovechó un rechace de un disparo de Collantes para hacer el 0-1. En los siguientes minutos el UCAM contuvo al Mallorca presionando muy arriba. Hasta que cerca del ecuador de la primera parte los locales comenzaron a llegar con mucho peligro.

Festival de Fernando

Entonces el portero Fernando comenzó con su repertorio de paradas espectaculares. Primero un disparo a bocajarro de Lekic, antes de que Juanma Delgado tuviera en sus botas el 0-2 y de que Fernando Vázquez, técnico local, fuera expulsado por protestar. Antes del descanso el portero murciano hizo otras tres paradas de mérito que permitieron al UCAM irse al vestuario con ventaja.

Pero en la segunda parte el Mallorca salió con más agresividad y Salomao, desde la banda, hilvanó una jugada que acabó con un disparo a la escuadra imparable. Fue el empate. Salmerón cambió el dibujo para contener al Mallorca y sentó a Sergio Mora, falto de forma, y metió a Fran Pérez de central, desplazando a Morillas al lateral derecho. Hasta que Imaz cazó una volea que acabó con un disparo que se coló por toda la escuadra de la portería del Mallorca. Un golazo que no evitó que su equipo sufriera en la parte final pero que sí supuso el billete para seguir soñando en la Copa.

El UCAM ya ha demostrado que no le tiembla el pulso en Segunda y que quiere seguir soñando con una Copa que le sirve a Salmerón para mantener a tope la competitividad de un plantilla en la que nadie sobra.