La Verdad

UCAM CF
Morillas y Hugo Álvarez, ante el Mirandés.
Morillas y Hugo Álvarez, ante el Mirandés. / Vicente Vicéns / AGM

SEGUNDA

Morillas, otra vez el comodín

  • El lateral parte con todos los números para sustituir a Albizua en el centro de la zaga y acompañar a Hugo Álvarez ante el Getafe

El Getafe de José Bordalás no se lo va a poner fácil al UCAM mañana. El equipo madrileño, aunque ha arrancado la Liga con un tropiezo tras otro, ha cambiado con la llegada del técnico alicantino, que estaba sin equipo a pesar de que la pasada campaña ascendió al Alavés a Primera. En su estreno arañó un punto del Heliodoro Rodríguez López y ahora quiere tumbar al cuadro universitario y poner fin a la buena racha que le mantiene imbatido desde la primera jornada. «El Getafe va a ser un equipo doblemente peligroso. Tiene una gran plantilla, que además aspira a ascender y necesita puntos. Bordalás lo hace bien donde esté», dijo ayer Collantes, que el pasado domingo se convirtió en revulsivo para los universitarios ante al Mirandés.

La adaptación de Collantes

El extremo andaluz se incorporó a última hora al equipo azulón y se está convirtiendo en un jugador importante, aunque todavía no sea titular. «Siempre hay un tiempo de adaptación, pero estoy evolucionando bien. Me tengo que adaptar al estilo de juego y a los compañeros, estoy trabajando en ello y en coger ritmo poco a poco; y pronto estaré al cien por cien. Además, el equipo está jugando muy bien. Que hayamos sufrido únicamente una derrota dice mucho de un vestuario como este recién ascendido, aunque queda mucha competición y hemos de seguir trabajando para ser igual de fiables», dice.

Respecto al choque de mañana, Salmerón puede elegir entre varios jugadores en varias posiciones del campo excepto en la pareja de centrales. Con las lesiones de Fran Pérez (ayer volvió a entrenar con el grupo) y las molestias de Albizua, todo hace indicar que el técnico almeriense volverá a colocar a la pareja formada por Hugo Álvarez y Morillas, un jugador que ocupa la posición de lateral izquierdo, pero que se adapta al puesto de central, como ya demostró en el duelo ante el Valladolid en Zorrilla. Tito también podría jugar de central, pero esto es más improbable.