La Verdad

UCAM CF

La plantilla del UCAM rinde más de lo que cuesta

La plantilla del UCAM, sobre el terreno de juego de La Condomina.
La plantilla del UCAM, sobre el terreno de juego de La Condomina. / Fran Manzanera / AGM
  • El club universitario tiene un tope salarial obligado de 4 millones, el tercero más bajo de la Segunda División

El UCAM está haciendo un arranque de Liga de notable alto. A pesar de que inició su andadura en el fútbol profesional con un doloroso 3-1 en contra en Zaragoza, se transformó en las siguientes semanas para convertirse en un equipo rocoso, al que es difícil hacerle gol y que tiene dinamita arriba. Actualmente y con siete jornadas disputadas, el equipo de Salmerón ocupa la séptima plaza, con diez puntos en su casillero de 21 posibles y a solo uno del 'playoff'.

Los números son aún mejores si se miran desde la perspectiva de lo que ha gastado cada uno de los 22 equipos de Segunda en hacer sus plantillas. La Liga de Fútbol Profesional controla hasta el extremo todos los números relativos a cada entidad y marca un límite presupuestario para la temporada en cada club, que no se podrá sobrepasar salvo autorización expresa de la propia Liga y por un motivo justificado. En esa clasificación de presupuestos, que se rige por el reparto televisivo que le toca a cada equipo, el número de abonados, los gastos en sus estadios y otras variables, al equipo que preside José Luis Mendoza le corresponde gastarse un máximo de 4 millones para hacer su plantilla.

Esta cantidad es la tercera más baja de Segunda y solo el Huesca (3,8 millones) y el Reus (3,4) han dispuesto de menos dinero para diseñar sus equipos. Por lo tanto, el UCAM parece que está rindiendo por encima de sus posibilidades ya que desde que arrancó el curso ha tumbado a equipos con más presupuesto como el Oviedo de Hierro (6,8), el Valladolid (4,1) y el Almería (5,3). Incluso ha empatado contra otros como el Córdoba (4,9), el Elche (4,1), el Sevilla Atlético (6) y el Mallorca (5,5), que también lo tienen superior a los murcianos.

En la parte alta de los presupuestos de Segunda están los tres equipos que acaban de descender. Lo curioso es que solo el Levante (10,4) está en la parte alta de la tabla ya que el Rayo Vallecano (13,3) y el Getafe (12,9) están en la zona media- baja de la clasificación. El equipo getafense ha sustituido a Esnáider en el banquillo por Bordalás, técnico que ascendió la pasada campaña con el Alavés a Primera. Además del UCAM, las sorpresas son el Lugo, el Mirandés y el Reus, también equipos humildes que están arriba.