La Verdad

UCAM CF

Fútbol | Segunda División

El UCAM acelera y cumple todas las exigencias de la Liga

Aspecto que presentaba la grada lateral de La Condomina, ayer por la tarde.
Aspecto que presentaba la grada lateral de La Condomina, ayer por la tarde. / A. Durán / AGM
  • Ya están listas las 6.300 butacas de La Condomina, así como el resto de mejoras obligatorias para jugar en Segunda

Ha sido un mes intenso pero ha valido la pena. Eso es lo que deben pensar los responsables del UCAM Murcia, que en este tiempo han adaptado la vieja Condomina a las exigencias de la Liga de Fútbol Profesional. Ya están colocados los 6.300 asientos de los que dispondrá el recinto y todas las dependencias están habilitadas para el reestreno del viejo estadio en Segunda. «Hemos trabajado mañana, tarde y noche y desde que el Ayuntamiento nos autorizó a remodelar el campo el pasado 29 de julio, no ha pasado ni un mes. Hay que agradecer a las empresas que lo han hecho posible», afirma Alejandro Santos, gerente del equipo universitario. El club azulón cuenta ya con casi 3.000 abonados entre socios y compromisos de la propia universidad y espera un empujón más ahora, con La Condomina ya terminada.

Desde una hora antes

Los responsables del club quieren pedir a la afición universitaria que acuda el domingo a La Condomina con algo más de tiempo que de costumbre. Aunque las butacas están perfectamente numeradas y todo estará indicado de forma clara, los abonados tendrán que localizar sus nuevos asientos, tanto en la tribuna, como en el fondo o en la nueva grada lateral: «Abriremos las puertas a las seis de la tarde, una hora antes del partido. Creemos que hay tiempo suficiente. Si la gente llega con un poco de antelación a la hora del partido, mejor, sobre todo si tienen que recoger o comprar carnés y sacar entradas», afirma Santos.

Todas las reformas estructurales están ya realizadas. Para después del partido contra el Córdoba quedará la instalación de una lona publicitaria de grandes proporciones que cubrirá por completo el fondo sur, los remates de los vestuarios y la mejora del césped, al que aún le faltan algunos días para estar perfecto.

Al UCAM le ha dado tiempo a cumplir, tras la llegada al fútbol profesional, con todas las exigencias de la Liga y el propio Ayuntamiento en materia de seguridad como en materia de prevención y respecto al plan de autoprotección. No obstante, entre seguridad privada, agentes de policía, trabajadores y voluntarios de la propia universidad, más de 100 personas velarán para que el domingo sea un día especial.