Natalio y Collantes, reyes de los descensos

Natalio y Collantes / V. V

Ambos jugadores han tenido la mala fortuna de bajar de categoría en cinco ocasiones, una horrorosa cifra que comparten Tito y Francisco en el UCAM

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Hay una buena parte de la plantilla del UCAM para la que un descenso de categoría no es algo nuevo. De hecho, son mayoría los que han sufrido en su propia piel la sensación amarga que deja terminar la temporada en un equipo que pierde la categoría. Los líderes de esta siniestra clasificación son Collantes y Natalio, dos jugadores expertos que llegaron el pasado verano para liderar un grupo en el que no han sido determinantes, más bien lo contrario.

De los dos, el que peor historial tiene es Natalio. El delantero valenciano de 32 años cuenta con cinco descensos en su haber, todos ellos de Segunda a Segunda B. Los equipos con los que protagonizó aquellos batacazos fueron el Cádiz (2008), el Real Murcia (2010), Tenerife (2011), Llagostera (2016) y ahora el UCAM. Curiosamente, Natalio tiene dos descensos con dos equipos de la misma ciudad. Collantes, por su parte, también cuenta con cinco descensos en su hoja de servicio, aunque solo son tres de Segunda a Segunda B, con el Cartagena, el Sabadell y el equipo universitario. Los otros fueron de Segunda B a Tercera, con el Onda y el Racing B.

Pero con cinco descensos hay un jugador más en la plantilla del UCAM. Se trata de Tito, que la pasada campaña descendió con el Llagostera y este mes con el UCAM, ambos de Segunda a Segunda B. El centrocampista bajó también con el Benidorm y en dos ocasiones con el Espanyol B. Francisco, el técnico almeriense, también sabe lo que es descender en cinco ocasiones, ya que lo hizo cuatro veces como jugador (Mestalla, Albacete, Granada 74 y Alicante), y hace cuatro días como técnico. El siguiente de la lista, después de Natalio, Collantes, Tito y Francisco, es Jona, que cuenta en su haber con cuatro descensos, tres de Segunda a Segunda B, y uno de Segunda B a Tercera.

Tras el descenso, la gran mayoría de los jugadores azulones quedan libres para buscar otro club

Con tres descensos de categoría aparecen en la lista otros tres jugadores. El centrocampista Kitoko ha descendido tres veces de Segunda a Segunda B con el Tenerife, el Jaén y el UCAM, mientras que Biel Ribas lo hizo con el Espanyol B y Salamanca, antes de hacerlo con el equipo azulón. Además, Morillas, el lateral murciano, descendió con el Águilas, Conquense y ahora con el UCAM.

Pedro Reverte, si finalmente cumple su contrato y se encarga de diseñar el nuevo UCAM que tenga como objetivo volver a Segunda, tiene mucho trabajo por delante. Y es que, tras el descenso de categoría, el director deportivo lorquino tiene que rearmar al equipo universitario de arriba abajo en las próximas semanas. Independientemente del resultado deportivo que se hubiera dado, la gran mayoría de jugadores azulones cumplen su contrato el 30 de junio. Dentro de este paquete están Biel Ribas, Tekio, Góngora, Fran Pérez, Basha, Luis Fernández, Nono, Cedrick, Escalona, Manuel Sánchez, Albizua, Kitoko, Natalio, Vicente, Tito y Fernando.

Del resto de la plantilla, hay casos en los que el descenso hará que algunos contratos en vigor se den por rescindidos con cláusulas anti-descenso. Es el caso del aguileño Morillas, que aunque tenía otro año más de contrato queda libre para firmar por otro equipo. Además, Collantes y Hugo Álvarez también tendrían que renovar automáticamente por partidos jugados, aunque el descenso anula esta opción.

Además, hay jugadores que volverán a sus clubes de origen como Juande (Spezia Calcio), Pere Milla (Eibar), Jona (Albacete), Iban Salvador y Mayoral (Valladolid), mientras que Isi Ros (Cartagena) y Dani Pérez (Toledo), volverán al UCAM tras estar un año cedidos en otros equipos. De hecho, son los únicos futbolistas que, tras el descenso, tienen contrato con el equipo de la familia Mendoza.

Fotos

Vídeos