Sin motivos para la desilusión

Los jugadores del UCAM celebran el gol de David López ante Las Palmas.
Los jugadores del UCAM celebran el gol de David López ante Las Palmas. / Javier Carrión / AGM

El UCAM, que perdió 0-2 en casa frente al Efesé, ha firmado su mejor arranque en la Segunda B, sumando 9 puntos de 12 posibles

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

La derrota del UCAM ante el Cartagena el pasado sábado por 0-2 ha emborronado el brillante despegue en Liga del equipo universitario hasta el momento. Aunque los aficionados y directivos universitarios abandonaron La Condomina con mal sabor de boca por perder el liderato a manos del equipo albinegro, el UCAM de Planagumá ha firmado su mejor arranque en la Segunda B de su historia. En sus cuatro años en el tercer escalón del fútbol español nunca había empezado arañando nueve puntos de doce posibles.

Su estreno en la campaña 2012-13, tras hacerse con la plaza del Orihuela, fue el peor de todos. Tuvo que armar una plantilla contra reloj y se notó en las primeras jornadas ligueras, cuando tras cuatro semanas de competición solo sumaba un empate ante el Melilla en El Mayayo. Contra La Roda, el Jaén y el Almería B el equipo entrenado entonces por Julio Cardozo sucumbió. La temporada acabó mal para el equipo que preside José Luis Mendoza, con un descenso a Tercera que no pudieron evitar tampoco ni Manolo Sánchez ni Luis Tevenet, igualmente inquilinos del banquillo azulón.

La segunda experiencia del UCAM en Segunda B arrancó con buen pie. Tras el ascenso fulgurante desde Tercera obtenido por Gabi Correa, el club universitario sumó 8 puntos de 12 posibles con Eloy Jiménez en el banquillo, solo uno menos que esta temporada. El equipo dirigido por el técnico manchego arrancó con un empate en La Línea de la Concepción y una victoria posterior en La Condomina ante el Lucena por 2-1. En la tercera y cuarta jornadas de aquella temporada el equipo universitario sumó otros cuatro puntos, tras empatar en el Cartagonova y vencer al Córdoba B en territorio murciano. Aquel ejercicio acabó con un UCAM encaramado a la segunda posición de la tabla, jugando un 'playoff' de ascenso en el que tras eliminar al Real Unión de Irún cayó ante el filial del Athletic de Bilbao.

Precisamente, y quitando su estreno en esta categoría en la temporada 2012-13, el UCAM consiguió ascender al fútbol profesional el año que arrancó de forma más discreta en la Liga, consiguiendo 7 puntos de 12 posibles. Fue en el verano de 2015, con José María Salmerón en el banquillo, y en un grupo IV en el que también estaban el Cartagena, el Real Murcia, Sevilla Atlético y el Cádiz, entre otros. El conjunto universitario empató en la primera jornada en casa ante el Sevilla B, para una semana más tarde ganar 0-2 en Almería ante el filial rojiblanco. La sorpresa llegó en la jornada 3, cuando el Mérida se llevó los tres puntos de La Condomina. En la cuarta, el equipo azulón volvió a ganar a domicilio, esta vez en Jumilla, volviendo a los puestos altos del grupo. Hace dos años, la campaña 2015-16, acabó con el UCAM primero y jugando una eliminatoria de ascenso directo a Segunda contra el Castilla que le llevó a Segunda División.

Las entradas para el derbi

Lluis Planagumá quiere concentrar todos sus esfuerzos en el partido que el próximo sábado le enfrentará al Real Murcia, a partir de las 20.30 horas, en la Nueva Condomina. El equipo universitario comenzó a vender parte de sus 500 entradas que le cedió el club grana. Esta semana, los aficionados interesados en adquirir alguna de estas entradas tendrán que acudir a las oficinas de La Condomina, de 9 a 14 y de 17 a 19 horas. El precio es de 15 euros. En lo deportivo, Rafa Páez se sometera hoy a diferentes pruebas para conocer el alcance de su lesión. El central azulón se retiró el pasado sábado en el minuto siete aquejado de un pinchazo en el aductor.

Fotos

Vídeos