Marc Fernández enciende La Condomina

Marc Fernández celebra uno de sus goles contra el filial del Granada./Alfonso Durán / AGM
Marc Fernández celebra uno de sus goles contra el filial del Granada. / Alfonso Durán / AGM

Dos goles del extremo desatascan el choque para el UCAM, que sigue en la zona de 'playoff'

ANDRÉS CREMADESMURCIA

El UCAM Murcia ganó y sigue en la lucha cerrada por consolidar su plaza de 'playoff'. Los universitarios, en un encuentro muy difícil, consiguieron en la parte final quedarse con los tres puntos. Aunque no jugaron su mejor fútbol hasta el minuto 60, los cambios introducidos por Campos y la modificación del sistema dieron al equipo el empuje que no había tenido hasta entonces. La voracidad de Arturo en la jugada del gol y la definición de Marc Fernández, que se resarció del penalti fallado, supusieron la viva imagen de lo que es el UCAM de Campos: lucha, fuerza y, sobre todo, cabeza. El Granada B, que llegaba como un equipo que podía hacer daño, apenas tuvo ocasiones y las que tuvo fueron desbaratadas por Esteve, el gran protagonista con tres paradas magistrales.

2 UCAM

Esteve, Dani Pérez, Víctor García, Rafa Páez, Fran Pérez, Vivi, David López (Chevi m.89), Kitoko, Arturo (Quiles m.74), Isi Ros y Marc Fernández (Urko Arroyo m.64).

0 GRANADA B

Aarón (Lejarraga m.26), Antonio Marín, Héctor Martínez (Juancho m.81), Isi Gómez, Pablo González (Casi m.69), Andrés García, David Grande, José González y Carlos Neva.

El detalle
La entrada de 1. 745 espectadores es la más floja de la temporada.
Árbitro
Varón Aceitón, auxiliado en las bandas por Lobón Garcá y Borreda Giménez (Comité Balear). Bien. Tarjeta amarilla a Andrés García.
Goles
1-0, minuto 74, Marc Fernández. 2-0, minuto 90, Marc Fernández.
Incidencias
Partido correspondiente a la jornada vigésima disputado en el estadio La Condomina. Tarde fresca y perfecto estado del terreno de juego.
El siguiente
El próximo domingo, en el anexo al Estadio Gran Canaria, a las 12.00 horas.

El UCAM Murcia, con muchas bajas, comenzó el encuentro con la misma propuesta de los últimos partidos. No salio descaradamente al ataque, lo que hizo que el Granada poco a poco se fuese metiendo en el encuentro, hasta hacerse con el control del esférico. La velocidad de los jóvenes jugadores que prepara Pedro Morilla comenzó a crearle problemas por las bandas. El encuentro comenzó a tener ritmo y llegó una ocasión muy clara para los universitarios en el minuto cuatro, cuando David López recogió un balón en la frontal del área y su disparo a media altura lo desvió Pablo Vázquez, estrellándose en el larguero.

Había muchas idas y venidas. El equipo nazarí, con más velocidad, aprovechaba mejor los espacios para crear superioridad, mientras que al equipo de Campos le costaba crear. Vivi apenas daba sentido al juego del cuadro azulón, Kitoko solo se empleaba en tareas defensivas y todo esto dio lugar a un vacío tremendo entre el centro y los delanteros.

Campos supo dar otro aire al equipo en la segunda parte y acallar algunos silbidos de los aficionados La voracidad de Arturo y la definición de Marc Fernández fueron las claves del triunfo azulón

Así, el UCAM solo existía en acciones aisladas como la de Marc Fernández en el minuto 16, cuando disparó fuerte y se encontró con una gran intervención de Aarón. El guardameta comenzó a cojear, teniendo que ser asistido, pero sus problemas fueron a más y tuvo que ser sustituido por Lejarraga unos minutos más tarde. Un Lejarraga que fue el protagonista al parar un penalti a Marc Fernández. El extremo, que se fue en velocidad dentro del área, fue entrado en falta por Pablo Vázquez y un penalti tan tonto como innecesario lo ejecutó el propio jugador universitario, pero el meta granadino adivinó su intención.

El fallo en la pena máxima dejó tocado al equipo murciano, que vio como el Granada le quitaba el balón. Era un dominio estéril, pues apenas había pases y ocasiones claras por parte de los rojiblancos, pero se jugaba casi todo el tiempo en zona local. Pablo González, en un disparo lejano, estuvo a punto de batir a un Esteve que sacó el cuero con la punta de los dedos. El encuentro fue agotando minutos y el UCAM solo quería que pasase el tiempo. El Granada también se conformaba y así se llegó al final del primer acto con los dos equipos andando.

Sin cambios en los equipos y sin cambios en la forma de jugar, el arranque de la segunda entrega fue un calco del primer acto. El UCAM quería que el partido madurase por sí solo, mientras que el Granada no quería irse descaradamente arriba porque era caer en el juego que Campos le preparaba. Con estos parámetros, el partido se jugaba en la zona central, con mucha protección a partir de la línea de tres cuartos y cero para ambos en la creación y en el juego directo.

Los aficionados universitarios comenzaron a impacientarse con el juego de su equipo y esto llevó a Campos a intentar apaciguar lo que se le estaba viniendo encima con un cambio, pero fue peor el remedio que la enfermedad. Retirar a Isi Ros del terreno de juego hizo que los aficionados acrecentasen su disconformidad con la decisión. Pero lo cierto es que la entrada de Urko Arroyo dio más verticalidad a un UCAM muy plano en los primeros veinte minutos de la segunda parte. Las subidas por la banda de Marc Fernández y, sobre todo, la caída a la banda de Arturo, dieron su fruto en el minuto 74. Arturo persiguió un balón casi perdido en banda, logró rescatarlo y después de dos rechaces en pugna con los defensores visitantes, centró al área, donde el cuero le llegó a Marc Fernández que, a la media vuelta, disparó, engañando a Lejarraga.

Con el gol llegarían los mejores momentos del equipo murciano. Kitoko, en dos ocasiones, y el recién entrado Quiles tuvieron ocasiones para finiquitar el encuentro, pero la falta de definición dio paso al dominio agobiante granadino, aunque su poca efectividad y el hecho de estar tan volcados hicieron que, en vez de empatar, les pillasen a la contra. En el 90 el balón fue recuperado por Quiles, quien lo pasó en largo para Marc Fernández, que se fue en velocidad y batió por bajo bate a Lejarraga en su salida, liquidando el choque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos