La mala suerte se alía con el UCAM

Arturo intenta controlar el balón acosado por el coreano Kiu./LV
Arturo intenta controlar el balón acosado por el coreano Kiu. / LV

Un gol en propia puerta de Rafa Páez evita el triunfo universitario en Mérida

J. A. CALVOMÉRIDA

El UCAM Murcia afrontaba esta jornada como sexto clasificado del grupo IV y la ha terminado tres puestos más abajo. La mala suerte se alió ayer con los hombres de Campos, ya que sumaron un punto en un partido en el que los universitarios se adelantaron en el marcador gracias a un gol de Chevi, pero Rafa Páez marcó en propia puerta el tanto del empate extremeño poco antes del descanso.

1 Mérida

Felipe Ramos, Iván Pérez, Kike Pina, Javi Chino, Diana, Julio de Dios, Mustapha, Javi Hervás, Javi Gómez (Hugo Díaz, 76 min.), Santi Villa y Kiu (Esparza, 81 min.).

1 UCAM Murcia

Germán, Carlos Moreno, Góngora, Rafa Páez, Fran Pérez, Vivi, Jony, Urko Arroyo (Víctor García, 69 min.), Arturo (Quiles, 74 min.), Chevi (Kitoko, 78 min.) y Marc Fernández.

Árbitro
Peña Varela (andaluz) Amarillas a Carlos Moreno (42) y Diana (80).
Goles
0-1, Chevi (10). 1-1, Rafa Páez (pp), (43).
Incidencias
Estadio Romano de Mérida.

El partido disputado en el estadio Romano fue muy igualado. La primera acción de peligro fue el gol de Chevi a los diez minutos de juego. El universitario llegó desde atrás y remató un pase en profundidad de Marc Fernández tras una jugada individual. El tanto fue liberador para el futbolista del UCAM, que ha sufrido constantes molestias en un tobillo durante los últimos meses, lo que le llevó a celebrarlo con el fisioterapeuta del equipo, Javier Estrella.

El Mérida intentó recomponerse tras el gol, pero los hombres de Campos estaban bien plantados y evitaban cualquier acción de peligro. Sin embargo, el juego directo iba retrasando la posición de los murcianos, hasta que en un centro de Kiu el cuadro local empató tras tocar el balón en Rafa Páez.

Tras el descanso, el Mérida salió con el colmillo afilado en busca del 2-1. No gozó de claras ocasiones, pero durante 15 minutos dio la sensación de poder adelantarse en cualquier momento.

El partido cambió y el UCAM Murcia comenzó a llegar con asiduidad a la línea de tres cuartos, aunque le costaba generar ocasiones. Los cambios dieron más profundidad al equipo de Campos, que como un grifo mal cerrado empezó a gotear sobre el área contraria, sobre todo a balón parado.

Santi Villa, sin embargo, tuvo la gran ocasión de este tramo pero su disparo, tras asistencia de Kiu, lo detuvo Germán. Siguió intentándolo el UCAM Murcia y encontró un filón por la derecha, desde donde Marc Fernández y Carlos Moreno surtían balones al área. No obstante, la zaga emeritense estuvo acertada y evitó el peligro.

Campos: «Nos falta ser un equipo más dominador»

El técnico del UCAM, José Miguel Campos, habló ayer del choque, que calificó como un «partido muy disputado, propio de la categoría. El Mérida ha mostrado que es un equipo muy fuerte y nosotros que somos capaces de sacar buenos resultados».

Campos añadió que «en la primera parte hemos sido capaces de evitar el juego del Mérida, pero cuando nos hemos puesto por delante, no hemos sido del todo inteligentes y nos han presionado con balones directos».

Sobre las carencias del UCAM, el mazarronero explicó que «aún nos queda ser un equipo más dominador». Además, comentó que «no creo que haya habido falta de ambición, no hemos firmado el empate. Hemos intentado ser más largos con los cambios, romper líneas de presión y generar balón parado para apretar. Hemos puesto lo necesario para ganar, pero no es fácil».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos