Fútbol | Segunda B

El UCAM tira de casta para acercarse al 'playoff'

Marc Fernández celebra el primer gol del partido con sus compañeros./Edu Botella / AGM
Marc Fernández celebra el primer gol del partido con sus compañeros. / Edu Botella / AGM

Un gol de Urko Arroyo y un gran partido de Marc Fernández hacen sucumbir al Recre en La Condomina

ANDRÉS CREMADESMurcia

Victoria sufrida del UCAM sobre un buen Recreativo de Huelva peleón en un partido en el que los universitarios volvieron a mostrar las dos caras: la buena donde Marc Fernández es el maestro de ceremonias y donde el equipo combina y llega al área rival, y la otra, la que nadie quiere, es la que acompaña a los azulones toda la temporada. La cara de un equipo indolente, con miedo, sin argumentos para plantar cara al rival. Esa que siempre termina pasando factura y que este domingo, a falta de trece minutos hizo que el UCAM encajara el empate

2 UCAM Murcia

Javi Jiménez, Kitoko, Vivi, Dani Pérez, Javi Fernández, Johan (Víctor García, m-81), Julen Colinas (Cristian Bustos, m-69), Abel Gómez, Onwu (Gerard Oliva, m-56), Marc Fernández y Urko Arroyo.

1 Recreativo

Marc Martínez, Iván Malón, Casado, Sergio González (Núñez, m-86), Diego Jiménez, Traoré, Ale Zambrano (Boris, m-57), Rafa de Vicente, Gorka Santamaría, Natalio (Iván Agudo, m-73) y Lazo.

GOLES:
1-0, min. 29, Marc Fernández. 1-1, min. 77, Boris. 2-1, min. 86, Urko Arroyo.
ÁRBITRO:
Bosch Domenech (Comité valenciano). Mostró tarjetas a Joham, Cristian Bustos, Sergio González y Diego Jiménez. Expulsó con roja directa a Gorka Santamaría.
INCIDENCIAS:
La Condomina, 2461 espectadores. Césped en perfecto estado.

Una acción que hizo que toda la grada protestara con vehemencia tras comprobar que el miedo al empate de los de Luis Casas se había acabado convirtiendo en el gol del rival. Pero Marc Fernández, que siempre está y que nunca se esconde, rescató a su equipo centrando un cuero que ya era medio gol y que Urko Arroyo solo tuvo que empujar a la red. El UCAM equipo consiguió ganar y poner el 'playoff' a tan solo dos puntos. Marc Fernández salvó a su entrenador de la destitución, a sus compañeros de una pitada segura y al UCAM deno despedirse definitivamente de meterse arriba.

El UCAM no quiso dejarse sorprender en el inicio y con un equipo con muchas novedades, donde sobresalía la incursión en el once titular del canterano Johan, tuvo el control desde el inicio. Pero al Recreativo le cuadraban las cuentas y sus llegadas al contragolpe cada vez eran más peligrosas. Las maniobras onubenses hacían recular al equipo murciano, que llegaba y además terminaba las jugadas. Johan daba buenas sensaciones, Kitoko estaba brillando más que en otras ocasiones y Omwu se desgastaba arriba, donde Sergio y Diego Jiménez combatían con el delantero navarro en todos los balones aéreos.

Se disputaba el minuto veintisiete cuando Onwu, al ir a rematar, fue agarrado dentro del área y el colegiado valenciano Bosch Domenech no se lo pensó un segundo y decretó el punto de penalti. Allí Marc Fernández, tranquilamente, hizo el 1-0 con la seguridad de llevar convertidos once goles esta temporada. Engañó a Marc Martínez y puso por delante al UCAM. Casi sin merecerlo y con fortuna.

El gol obligó al Recreativo a tener que hacer algo más; los andaluces solo estaban especulando y esperando el fallo de su rival para poder hacer daño. El equipo universitario comenzó a ser menos ambicioso, a no ser tan vertical. La necesidad hizo que el equipo de César Negredo comenzase a controlar, adelantar líneas y, sobre todo, a buscar el área rival, pero eran llegadas engañosas, con poco peligro y, sobre todo, sin peligro para un Javi Jiménez inédito. Casado, de libre directo a la media hora, llevó el silencio a la grada, pero el esférico salió rozando el palo por la parte exterior.

Una espera arriesgada

El equipo de Casas quería que pasase el tiempo, que llegase el final del primer acto sin más sobresaltos y sin hacer nada. Un problema que le sucede partido tras partido. Ante tanta pasividad el Recreativo dominaba, ponía cerco a la meta universitaria y Zambrano creaba otra clara ocasión. Los últimos minutos se hacían interminables, apenas el UCAM dio tres pases seguidos, nadie quería el balón y esto daba lugar a un juego sin sentido que hizo que los aficionados protestaran a su equipo, que volvía a dejarse llevar. Pero el Recreativo de Huelva no es el de otras temporadas y su oficio en el centro contrastaba con su inoperancia en ataque, aunque la individualidad de Lazo en el minuto cuarenta y cuatro le pudo costar un disgusto al UCAM. Pero el jugador cedido por el Real Madrid se hizo un lío y los murcianos respiraron al llegar el final de la primera entrega.

Salió el UCAM a solucionar el partido. Julen Colinas, en una acción por la banda, dribló a su par y centró al área, donde Onwu se dispuso a ejecutar el remate cuando Sergio se adelantó. Las buenas sensaciones de los primeros compases de la segunda parte se esfumaron porque en el centro del campo del UCAM no había creación. Las imprecisiones fueron la tónica y el Recreativo, a base de tesón, conseguió asustar a los locales no daban síntomas de recuperación.

Lazo se estaba convirtiendo en protagonista principal y en el minuto sesenta y seis el Recre amenazó con el empate con un disparo desviado. Pero Rafa de Vicente, que se echó a su equipo a la espalda, se fue de su marcador, recortó dentro del área murciana y remató ajustado. Una ocasión que acabó rechazando en Javi Jiménez y que le cayó a Boris, que marcó casi a placer.

Pero el UCAM, cuando parecía muerto y lejos del 'playoff', tiró de casta y con una jugada por la banda de Marc Fernández consiguió el gol de la victoria gracias a Urko Arroyo, que estaba casi en boca de gol. Un gol que permite a los universitarios seguir soñando con el 'playoff' y con volver a Segunda División, un premio del que no se ha olvidado aún.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos