Fútbol | Segunda B

La energía de Munitis no es suficiente

Un lance del encuentro./V. Vicéns / AGM
Un lance del encuentro. / V. Vicéns / AGM

El UCAM, que mejoró con el cántabro en el banquillo, no fue capaz de ganar a un rival por el 'playoff'

ANDRÉS CREMADESMurcia

El empate que este domingo consiguió el UCAM frente al Melilla aleja un poco más a los universitarios de su objetivo. Pedro Munitis debutó en La Condomina y se vio un equipo más junto, con más trabajo en la medular y, sobre todo, más intenso a la hora de defender. Además, el gol del equipo azulón fue especialmente bonito. El UCAM durante muchos minutos pareció diferente a los anteriores, sobre todo porque pudo matar el partido en cinco minutos, aunque al final no lo hizo.

1 UCAM Murcia CF

Javi Jiménez, Kitoko, Góngora, Dani Pérez, Fran Pérez, Vivi, Julen Colinas, Cristian Bustos, Onwu (Gerard Oliva, 70’), Urko Arroyo (Víctor García, 77`) y Marc Fernández (Isi Ros, 68’).

1 UD Melilla

Dani Barrio, Pepe Romero, Jilmar, Richi, Odei, Nando de la Rosa, Zelu, Espinosa, Yacine (Sandro Toscano, 81’), Pedro Vázquez y Mustafá (Nacho Aznar, 56’).

Árbitro
Pérez Muley (Comité madrileño). El colegiado amonestó con tarjeta amarilla a los locales Fran Pérez (14’) y Cristian Bustos (92’). Y a los visitantes Jilmar (29’), Yacine (37’) y Pedro Vázquez (73’).
Goles
1-0 (Julen Colinas, 19`); 1-1 (Yecine, 59’).
Incidencias
1738 espectadores presenciando el partido de este mediodía frente al Melilla en La Condomina.

El choque no concedía muchas posibilidades a un Melilla que solo buscaba balones largos para un Yacine que se aprovechó cuando el portero murciano falló en una salida para empatar el encuentro. Con el gol volvió el UCAM de antes, un equipo con dudas, lento y previsible. El problema se acrecentó con los cambios, ya que Marc Fernández es insustituible hoy por hoy en este equipo y el equipo notó en exceso la salida de Urko Arroyo. Es más, los norteafricanos pudieron dar un susto más gordo al final, pero Yacine falló solo en el minuto ochenta y tres del partido y el marcador ya no se movió, dejando al final un empate que no vale a ninguno de los dos equipos.

Intensidad de principio en el UCAM. Los de la Universidad Católica salieron con un once muy parecido al que disponía Casas en sus últimos encuentros, con la variante de tener a Urko Arroyo en el enganche, lo que le hizo entrar bien al encuentro. El Melilla buscaba cortocircuitar la zona de creación murciana, pero la salida que daba al cuero Vivi desde atrás, donde conectaba directamente con un Cristian Bustos que buscaba siempre las bandas, daba al UCAM agilidad en el juego y, sobre todo, generaba peligro por banda. Pedro Munitis dejó bien claro que quiere a Marc Fernández por la banda, donde este domingo se las tuvo que ver con Pepe Romero. El catalán se hartó de pedir el balón a un Góngora al que se le notó el tiempo que lleva inactivo y que estaba excesivamente impreciso en el pase.

El panorama cambiaría para bien en el minuto veinte con una jugada por la banda izquierda de un Marc Fernández que centró un balón y Onwu, de cabeza, peinó, llegando el cuero a Julen Colinas que, solo y sin obstáculos, marcó a placer. El tanto dio paso al mejor juego del equipo universitario, con un Marc Fernández que se atrevió con todas. Las combinaciones por la banda fueron la llave con la que el UCAM quiso matar el partido. Después pudo llegar el segundo tanto de los murcianos tras un centro al área desde la derecha que fue rematado dentro del área pequeña por Julen Colinas y que se encontró con la mano salvadora de Dani Barrio.

El UCAM, más por el empuje que por la intención de los norteafricanos, comenzó a recular, a esperar más a un Melilla que tenía prisa. Adelantó líneas para presionar a los de Munitis, que tuvieron más complicaciones a la hora de combinar. El partido entró en una fase en la que el Melilla, con poco, llegaba arriba y complicaba la vida a una línea de atrás en la que sobresalía la sobriedad de Fran y Dani Pérez.

El Melilla tuvo la ocasión más clara para empatar tras un centro al área de Espinosa en el que Yacine, libre de marca, cabeceó fuera por poco. Los norteafricanos siguieron controlando el encuentro, pero fue un control con el beneplácito de los de Pedro Munitis, en zonas en las que no hacían daño y con balones muy fáciles para la defensa universitaria, llegándose al descanso con el 1-0 para el UCAM.

Salida en tromba

Onwu, con un disparo fuerte pero centrado para arrancar la segunda parte, hizo que otra vez Dani Barrio se convirtiese en el protagonista, tras salvar el 2-0 para su equipo. El Melilla salió desconectado y vio de nuevo que Barrio salvaba el segundo gol de los locales tras parar un disparo fuerte y centrado de Marc Fernández.

Fueron los mejores momentos del UCAM, aunque con el paso de los minutos el equipo murciano dio un paso atrás. Eso dio aire al Melilla, que cada vez llegaba con más soltura. Hasta que se produjo el fallo clamoroso de Javi Jiménez que permitió empatar al Melilla por mediación de Zelu, tras una falta en la que el portero universitario, tras pedirla a sus compañeros, no llegó a despejar, dejando el balón para que Yacine marcara de cabeza el 1-1.

En los últimos minutos el UCAM, con la salida de Isi Ros, se reanimó e intentó buscar el segundo gol, aunque se estrelló con un Melilla firme que no renunció al ataque y que dejó a los murcianos sin la victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos