Fútbol | Segunda B

Un UCAM sin corazón se aleja más del 'playoff'

Góngora supera a un rival en el partido de este sábado ante el Mérida./Nacho García / AGM
Góngora supera a un rival en el partido de este sábado ante el Mérida. / Nacho García / AGM

El equipo de Munitis, que suma 2 puntos de 9 desde que llegó, solo reaccionó en el tramo final después del 0-1 que anotó el exgrana Germán

ANDRÉS CREMADESMurcia

El UCAM empató ante el Mérida y se borró de la lucha por el 'playoff'. Los universitarios realizaron uno de los peores partidos que se han visto esta temporada en el viejo estadio de la Puerta de Orihuela. No mostró ni ambición ni tensión. El equipo universitario compareció, aunque parecía que jugaba más como visitante que como anfitrión. Los aficionados que acudieron no pasaron ni una, y a las primeras de cambio castigaron a los suyos con pitos y abucheos. Al equipo universitario le falta de todo, pero sobre todo fútbol. Apenas hay triangulaciones y los despistes atrás lastran a un equipo que perdió la fiabilidad. El gol del Mérida es algo que ya se ha visto mucho este año en el verde de La Condomina y que se llama exceso de confianza. Falta de tensión y gol del equipo romano, que tuvo hasta dos ocasiones fáciles para perforar la meta rival. Al final el equipo empató, con más corazón que cabeza. Pero lo más triste es que a los aficionados murcianos ya les daba todo igual: el equipo se desenchufó perdiendo todas las opciones de meterse entre los cuatro primeros de la tabla.

1 UCAM Murcia

Javi Jiménez, Fran Grima (Gerard Oliva, min. 73), Góngora, Kitoko, Dani Pérez, Vivi, Julen Colinas (Isi Ros, min. 65), Cristian Bustos, Onwu, Urko Arroyo (Abel Gómez, min. 52) y Marc Fernández.

1 Mérida AD

Álex Lázaro, Cruz (Iván Pérez, min. 26), Pina, Aguza, Golobart, Julio de Dios, Mata (Checa, min. 61), Kim, Javi Gómez (Iván Aguilar, min. 50), Germán y Santi Villa.

Goles:
0-1, minuto 69, Germán Sáenz. 1-1, minuto 81, Gerard Oliva.
Árbitro:
Domínguez Cervantes, auxiliado por Sarmiento Millet y Fernández Cintas (Comité Andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Kitoko, Dani Pérez y Javi Gómez.
Incidencias:
Estadio La Condomina, 1.835 espectadores. Tarde con aire y césped en perfecto estado. Partido de la jornada 35 del Campeonato nacional de Liga en el grupo IV de Segunda División B.

El UCAM saltó al cuidado césped de La Condomina como si no le fuera nada en el envite. Los universitarios, desde el inicio, mostraron un futbol indolente, carente de verticalidad y, sobre todo, cargado de fallos en la transición que hacían que el Mérida poco a poco se fuera adueñando del encuentro. Un partido donde los de Munitis comenzaron erráticos, sin tensión. El primer susto se lo llevó la afición azulona en el minuto tres tras un fallo en la salida de balón en el que Pina se anticipó, quedando solo delante de Javi Jiménez, aunque su disparo lo pararía el meta del UCAM.

El encuentro denotaba poca tensión entre ambas escuadras. El Mérida, que no estaba para alegrías porque su posición en la tabla así lo dice, le ponía más ganas. El paso de los minutos no fue dando tranquilidad y confianza al equipo murciano, con la línea de cuatro atrás del equipo de Munitis y con Vivi incrustado entre los dos centrales. Le daba para cortocircuitar el juego del equipo romano en ataque, pero apenas conseguía sacar el balón jugado, y mucho menos triangular para generar peligro en el área contraria.

En el tramo final de la segunda parte, Dani Pérez, el central universitario, se confió en un balón aéreo e Iván Aguilar le robó la cartera. El ex del UCAM dispararía, parando Javi Jiménez, pero el cuero rebotado le cayó al exgrana Germán, que consiguió hacer el primer gol.

Ambiente insostenible

Los pitidos comenzaron a ser incesantes y Munitis se jugó el todo por el todo dando entrada tanto a Isi Ros como a Gerard Oliva. El Mérida, a todo esto, bajó decibelios en ataque y comenzó a especular con el marcador a favor. Pero esto fue lo peor que pudieron hacer los visitantes, pues el UCAM se fue arriba. Lo intentó por un lado y por el otro, pero su fútbol no daba para mucho. Pero todo cambio a nueve minutos del finals cuando Onwu controló un balón y esperó la llegada de Gerard Oliva. El delantero navarro le puso el balón atrás y el delantero del UCAM marcó el empate a placer.

Los últimos minutos ya fueron un querer y no poder para el equipo de Munitis. Primero porque faltaban sensaciones, porque el equipo ahora mismo no daba para más, y porque llegan al final de temporada faltando de todo. Al final, el empate fue justo y el UCAM se borra de la lucha para poder conseguir el 'playoff'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos