UCAM CF

Fútbol | Segunda B

Despedida con final feliz

Isi Ros, Marc Fernández y Vivi celebran el segundo tanto de los universitarios ante el Marbella./Alfonso Durán / AGM
Isi Ros, Marc Fernández y Vivi celebran el segundo tanto de los universitarios ante el Marbella. / Alfonso Durán / AGM

El UCAM gana con solvencia al Marbella y espanta los fantasmas del descenso

ANDRÉS CREMADESMurcia

El UCAM Murcia esperó a jugar la última jornada en La Condomina para hacer su mejor partido. Los de Munitis, con un juego vertical, ágil, alegre y con individualidades dignas de mención se llevó el partido ante el Marbella, que este sábado necesitaba ganar para seguir soñando con el liderato. Isi Ros fue uno de los grandes destacados, jugando de forma rápida, inteligente en la conducción del balón y, sobre todo, poniendo su individualismo al servicio del equipo. Manu Onwu, que comenzó el encuentro de uñas con la grada, terminó siendo ovacionado. Y es que este sábado el delantero universitario mostró muchas de las aptitudes que le hicieron llegar como referencia al UCAM, sobre todo con jerarquía a la hora del enfrentamiento con los centrales marbellís, donde consiguió sacar de quicio a un Lolo que al final seria expulsado.

2 UCAM Murcia

Esteve, Grima, Góngora, Kitoko, Dani Pérez, Vivi, Isi Ros, Bustos, Onwu (Ismael, min. 74), Colinas (Marc Fernández, min. 65) y Víctor García (Abel, min. 70).

1 Marbella

Wilfred, Carlos Julio, Peris, Lolo, Catena, Javi Moreno (Juanfran, min. 55), Corpas (Héctor, min. 73), Luis, Francis Ferrón (Chus Hevia, min. 67), Álex y Añon.

Goles:
1-0, min. 14, Manu Onwu. 2-0, min. 71, Vivi. 2-1, min. 86, Chus Hevia.
Árbitro:
Busquets Ferrer (Comité balear). Amonestó a Góngora, Lolo, Corpas, Manu Onwu y Colinas. Expulsó a Javi Moreno.
Incidencias:
La Condomina, 1.632 espectadores. Último partido de Liga en casa.

El UCAM jugó como sus seguidores sueñan y como su directiva quiere, pero sobre todo como Munitis desea. El equipo encajó un gol cuando el partido agonizaba, aunque antes dio durante todo el encuentro una exhibición de juego táctico y físico a un Marbella que no se esperaba salir derrotado ante un rival muy motivado. El final fue una locura de partido y mostró la precariedad a la hora de marcar de los universitarios después de fallar cuatro ocasiones claras en el mejor partido de toda la temporada.

El equipo de Munitis imprimió ritmo, circulación ágil y, sobre todo, mucha profundidad. A los tres minutos ya se vio que la asociación que tenían Isi Ros y Víctor García iba a dar rendimiento. El mejor gol que se marcó esta temporada en La Condomina se produjo este sábado, en el minuto doce, en un balón que recogió Góngora de Vivi en la banda izquierda. El capitán del UCAM combina con Onwu, el delantero de los universitarios ve que Isi Ros rompe por banda y le pasa al primer toque el cuero. El rápido jugador murciano le devuelve la pared a Manu Onwu que, sin pensárselo, patea la pelota al fondo de la red. Fue el justo premio al buen juego de un equipo que ha dado tan poco a sus aficionados que estos festejaron el gol largamente. Por cierto, el ex jugador del Lorca no festejó el tanto.

Era el partido del UCAM. La entrada en la segunda parte con el marcador a favor fue impresionante, presionando la salida del Marbella, con la línea de cuatro adelantada y queriendo el segundo tanto. Manu Onwu, que sigue en guerra con la grada, firmó uno de sus mejores encuentros. Ganó todos los balones por arriba, se juntó con Isi Ros para generar peligro por el centro. Lo conseguían. Fernando Estévez con los cambios intentó cambiar la dinámica, pero su equipo no conseguía enchufarse, sin apenas recurso en ataque, y se mostraba fallón en el centro. Y apenas tenía pólvora arriba.

El Marbella comenzó a volcar balones al área. Vieron el nerviosismo de Esteve y el meta local falló ante un centro por alto de Carlos Julio, teniendo que ser Góngora el que sacara debajo de la línea de gol el disparo de Ferrón. Onwu, mientras, puso a prueba a Wilfred con un disparo a media altura, y el meta marbellí respondió sacando el cuero a córner. El encuentro se convirtió en un toma y daca de ambos equipos y el público se divertía por primera vez esta temporada.

Ampliar la renta

El UCAM tuvo varias ocasiones claras para marcar, pero el equipo de Munitis no es convertidor. Eso animó a un Marbella que tuvo en un tiro de Corpas en el minuto sesenta y uno su ocasión más clara. Esteve en dos tiempos detuvo el cuero. Unos minutos más tarde llegó el segundo tanto. Góngora sacó un corner para que Vivi se estrenara como goleador. El centrocampista saltó más que sus rivales y viniendo desde atrás y de cabeza mandó el cuero al fondo de las mallas.

El encuentro fue una locura, con el Marbella a la desesperada buscando acortar distancias. Hasta que un disparo impresionante de Chus Hevia se transformó en el 2-1. El Marbella, que ya jugaba con uno menos por la expulsión de Lolo, quiso buscar el empate, pero el cansancio y la inferioridad numérica se transformaron ocasiones claras que ni Abel Gómez, en dos ocasiones, ni Marc Fernández, en otra, pudieron convertir en el tercer gol de un equipo que no fue el del resto del año y que, de haber jugado así antes, podría haber luchado hasta el final por meterse en la lucha por el 'playoff'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos