Fútbol | Segunda B

Zarpazo del Jumilla a un UCAM que 'se cae' de la zona noble

Julen Colinas se lamenta durante el partido contra el FC Jumilla./Vicente Vicéns / AGM
Julen Colinas se lamenta durante el partido contra el FC Jumilla. / Vicente Vicéns / AGM

Un gol de Fran Moreno da aire a los del Altiplano ante un equipo universitario que no convence a La Condomina

ANDRÉS CREMADESMurcia

Zarpazo del Jumilla en La Condomina. Los del Altiplano dieron este domingo un paso hacia delante en busca de la salvación, mientras que el UCAM enlaza dos derrotas de forma consecutiva y comienza a estancarse. Los de José Miguel Campos no supieron gestionar la ventaja de jugar en casa y no practicaron en la primera parte un fútbol capaz de poner en complicaciones a los de Pato, que supieron nadar y guardar la ropa. Un error del ansiado Javi Jiménez dio alas a los jumillanos, que encima tuvieron alguna que otra ocasión para cobrar más ventaja. El UCAM volvió a sufrir de falta de gol, aunque tuvo varias ocasiones, incluso un penalti, que falló. Así, se dio un batacazo que comienza a hacer mella en todos los estamentos del club, porque no se sabe si la vorágine en la que anda metido el equipo de fichajes, salidas y llegadas, intentos de incorporación y demás está menoscabando a un grupo que, después de cuatro victorias, se encuentra con dos tropiezos que nadie esperaba. Además, en los próximos quince días le toca enfrentarse al Cartagena y al Real Murcia.

0 FC Jumilla

Javi Jiménez, Carlos Moreno, Rafa Páez, Fran Pérez, Dani Pérez, Kitoko, David López, (Cristian Bustos m.58), Marc Fernández, Urko Arroyo, Julen Colinas y Alberto Quiles (Arturo m.58).

1 FC Jumilla

Jaume, Álvaro, Andrés Sánchez, Ceballos, Catalá, Manu Miquel (Manolo m.82), chupe, Cifu, Fran Moreno, Óscar Rico (Txomin m.70) y Titi (Chaco m.79)

Árbitro:
Montero de Lerma (comité castellanomanchego). Amarillas a Carlos Moreno, Kitoko, Julen Colinas, Arturo; y a Andrés Sánchez, Cifuente, Jaume y Manolo.
Gol:
0-1, minuto 37, Fran Moreno.
Incidencias:
Partido disputado en la matinal del domingo en La Condomina, mañana primaveral con temperatura agradable, terreno de juego en óptimas condiciones y 2.927 espectadores, unos 200 llegados desde Jumilla.

Con más ritmo, mejores sensaciones y, sobre todo, más rapidez en el juego salió el Jumilla, que mandaba. El UCAM, que suele comenzar gestionando esfuerzos y situando bien los pasillos por donde quiere llevar el partido, se encontró atenazado. El equipo jumillano aprovechó esas sensaciones raras de los de Campos, que no conseguían apenas tener el esférico y que además se encontraban con un Jumilla que se plantaba con facilidad en las inmediaciones del área local.

Con balonazos

El UCAM intentó quitarse la presión a base de balonazos arriba. Dani Pérez y Fran Pérez tenían claras las indicaciones: balones arriba, donde Marc Fernández y Alberto Quiles lo intentaban, pero Quiles, desasistido y demasiado solo, tuvo poca presencia. Sí estuvo mejor el catalán, como en sus últimas actuaciones, buscando llegar por su banda. Él tuvo precisamente en el minuto 32 la oportunidad de adelantar a su equipo en un balón largo de Dani Pérez, que consiguió controlar el atacante universitario. Marc tiró fuerte, pero centrado, y Jaume atrapó.

El Jumilla se adelantó en el minuto 37, tras un balón filtrado por Manu Miquel a Chupe. El extremo disparó desde fuera del área y el exceso de confianza de Javi Jiménez hizo que no lograse blocar el cuero. Este quedó suelto en el área, donde Fran Moreno, solo, lo empujó al fondo de las mallas.

El gol dio paso a un nuevo escenario en el tramo final del primer capítulo. El UCAM se fue arriba y dos minutos más tarde, Fran Pérez cabeceó al lateral de la red un centro desde la izquierda. El UCAM se volcó sobre la meta jumillana, pero la precipitación se dejó notar y el marcador no cambió.

El segundo capítulo sería para el UCAM por puntos, si de boxeo se tratase, pero en el fútbol valen los goles y estos no llegaron, y eso que los murcianos salieron lanzados. Tan solo se llevaban dos minutos cuando Carlos Moreno ya había centrado dos veces al área, pero allí no encontraba rematadores. Estas jugadas hicieron que el entrenador del UCAM mandase a Arturo a calentar.

El encuentro era claramente para el equipo que preside Mendoza. La rapidez arriba de Colinas, Quiles y Fernández ponían en jaque a la zaga vinícola. En esas, José Miguel Campos movió el banquillo, dando entrada a Cristian Bustos, que debutaba, y a Arturo para buscar más presencia en el área, y saliendo Quiles y un David López que parece que será otro de esos jugadores que en los próximos días pueden abandonar el equipo, junto a Chevi, al cual ya se le ha comunicado que no seguirá.

El Jumilla seguía jugando su partido, metido atrás, defendiendo con orden y, sobre todo, buscando una contra para finiquitar un choque que, conforme pasaban los minutos, se le complicaba por momentos. El UCAM pasó a dominar totalmente el partido y las llegadas por la derecha y la izquierda hicieron que todo el Jumilla tuviera que achicar balones.

El encuentro se estaba jugando en una sola parte del campo y el balón circulaba de una banda a otra, pero los centros al área eran perfectamente neutralizados por un contundente Catalá y un Ceballos expeditivo.

Con el espacio aéreo blindado por parte jumillana, Campos intentó llegar más por las bandas. Julen Colinas, en el minuto 71, se coló en el área, pero su disparo con marchamo de gol lo despejó Andrés Sánchez a córner.

Los minutos se quemaban, el UCAM no marcaba y el rumoreo crecía en la grada, un murmullo que comenzaba a pesar sobre los jugadores locales en lugar de favorecer su búsqueda del empate.

Defensa a ultranza

Pato hizo los tres cambios en doce minutos y de nuevo consiguió que el agobio fuese menor, pero el Jumilla ya había decidido descaradamente defender con todo. Este planteamiento conservador, que al equipo de Jumilla apenas le dio resultado, perdiendo varios partidos en los últimos minutos, este domingo le sonrió, a pesar de que Marc Fernández, el mejor del encuentro, se volvía a encontrar con la madera en el minuto 85.

Y en el ochenta y siete Marc Fernández fue entrado en falta dentro del área. El penalti que decretó el castellanomanchego Montero de Lerma, no quiso tirarlo el propio Marc Fernández, ya que le pesó haber fallado el último que intentó. De esta forma, Arturo fue el encargado de ejecutarlo y de nuevo el UCAM erró, parando Jaume Valens en una gran estirada.

No quedaba mucho tiempo, además, la afición había comenzado a abandonar la vieja Condomina tras el fallo en la pena máxima y, aunque el colegiado dio seis minutos de prolongación, todo fue en vano, con ocasiones de los centrales en su subida a la desesperada. El problema para el UCAM en este final de partido fue que lo intentó, pero con más corazón que cabeza y sin argumentos de otra clase que balonazos largos que el Jumilla despejaba todo el tiempo, logrando un triunfo importantísimo en su lucha por la salvación y metiendo al UCAM en problemas en su intento de buscar el ascenso esta temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos