Fútbol |Segunda B

El liderato se esfuma en el noventa

Arturo cae al suelo en el área del Écija después de forcejear con un defensa./Guillermo Carrión / AGM
Arturo cae al suelo en el área del Écija después de forcejear con un defensa. / Guillermo Carrión / AGM

Un gol del Écija al final pone las tablas y deja al UCAM sin un primer puesto que ya acariciaba

ANDRÉS CREMADESMurcia

Al UCAM Murcia se le esfumó el liderato este sáabdo en el último suspiro. Los universitarios pasaron por fases de todo tipo en el juego, con circunstancias adversas que hicieron del encuentro una lotería, sobre todo en el tramo final, en el que el UCAM se puso por delante por segunda vez y el Écija igualó 'in extremis'. Los visitantes, rápidos arriba y con buena circulación de balón, tienen facilidad para generar juego, mientras que a los de Planagumà les cuesta gestionar el juego cuando toman ventaja. De todas formas, si hubo un equipo que se mereció los puntos fue el universitario, porque llegó más y con más peligro, pero el problema sigue siendo el gol, con tres ocasiones muy claras que no se consiguieron materializar. La revolución del técnico catalán dio resultado en parte y, si no hubiera sido por fallos puntuales, se podría hablar de victoria del UCAM ante un líder que solo mostró detalles individuales.

2 UCAM Murcia

Germán, Carlos Moreno, Víctor García, Javi Fernández, Fran Pérez, David López (Kitoko, m.82), Urko Arroyo, Jony Ñíguez, Arturo (Alberto Quiles, m.86), Isi Ros y Chevi (Marc Fernández, m.60).

2 Écija

Fermín García, Carmona, Adri Crespo, Núñez, Luis Martínez, Marrufo, Ezequiel (Alberto Castro, m.73), Domínguez (Abraham, m.82), Juan Delgado (Canillas, m.62), Jonathan y Moyita.

Árbitro:
Fernández Vidal. No supo llevar un partido en el que los jugadores no colaboraron nada. Amarillas a Chevi, Marc Fernández, Adri Crespo, Abraham y Canillas. Roja a Urko Arroyo (m.78).
Goles:
1-0, m.5, Arturo. 1-1, m.14, Moyita. 2-1, m.81, Marc Fernández. 2-2, m.90, Alberto Castro.
Incidencias:
Partido correspondiente a la jornada décima disputado en el Estadio La Condomina. 2.515 espectadores.

Buen inicio del UCAM Murcia en su partido con el líder. Los astigitanos, que salieron muy revolucionados, se encontraron con el juego sosegado y con ideas claras de los locales en la distribución. David López consiguió conectar con Arturo e Isi Ros y el peligro local fue claro desde el inicio. Así, la zaga sevillana cedió un córner cuando se jugaba el minuto cinco y el saque de esquina lo ejecutó perfectamente David López, describiendo el esférico una media luna hacia dentro y conectando Arturo un cabezazo que supuso el 1-0.

El equipo de Planagumà se ponía por delante y esto espoleó a su rival. Los jugadores que prepara Juan Carlos Gómez adelantaron líneas y esto, unido a que el UCAM comenzó a ralentizar el juego, dio como resultado que el Écija se convirtiera en el dominador del encuentro. Estaba clara la estrategia de los andaluces, que terminaban todas las jugadas y no querían que los universitarios pudiesen salir a la contra.

Los minutos pasaron y se llegó al cuarto de hora, cuando un disparo lejano y sin aparente peligro de Moyita se convirtió en la igualada. Germán se mostró nervioso y el balón botó antes y le despistó, pasando entre sus brazos y colándose.

El encuentro volvía a estar como al principio, pero la inercia era mejor para el líder, cuya rapidez de movimientos, constancia y precisión hicieron que tuviera ocasiones claras de adelantarse. Ezequiel perdió una oportunidad única cuando solo en el área se entretuvo y dio lugar a que el capitán del UCAM, Fran Pérez, le arrebatase el esférico.

El UCAM estiró entonces líneas, pero tanto Urko Arroyo como Chevi intentaron hacer la guerra por su cuenta y esto benefició al Écija. Luego los minutos fueron pasando con mucho centrocampismo y pocas oportunidades, hasta llegar al minuto 35, cuando Adri Crespo lanzó una falta que se estrelló en el larguero.

Perdonan los locales

A partir de ahí comenzaron las hostilidades. El UCAM buscó una y otra vez a Isi Ros en el extremo derecho, pero el habilidoso delantero se encontró con un valladar como Adri Crespo. Todavía tendría la ocasión más clara Isi Ros en el minuto 40. El jugador murciano se adentró en el área, dribló a Núñez y disparó por bajo, parando Fermín con el pie, el cuero quedó dentro del área y Arturo volvió a centrarlo. Chevi, sin oposición, cabeceó fuera.

Fueron los mejores minutos del UCAM que no tuvieron su recompensa con el gol.

En la reanudación el partido se complicó. Ninguno de los dos quería encajar tanto alguno y eso les llevó a un estado de inacción en la faceta ofensiva. El UCAM no buscó a sus delanteros, prefiriendo una contra. Por su parte, los sevillanos tampoco tenían un buen balance ofensivo, y sus delanteros ya no se movían tanto.

El encuentro quemó minutos sin que nadie tomara la iniciativa. Los universitarios se mostraban nerviosos atrás y el equipo de Juan Carlos Gómez ya había levantado la bandera de no agresión. El fútbol horizontal se impuso y todo hubiera seguido así si Urko Arroyo no hubiese cometido el fallo del día. En una acción sin peligro alguno, el delantero dio un manotazo a Marrufo, lo que le supuso dejar al equipo con diez y darle aire a un Écija muy mermado físicamente.

Pero Marc Fernández, que había entrado en el segundo acto, enganchó un disparo desde fuera del área y logró batir a un desesperado cancerbero astigitano. Al equipo sevillano no le quedaba otra que irse con todo al ataque. El partido agonizaba cuando Abraham disparó desde el lateral con tanta potencia que en el área la tocó Alberto Castro de cabeza y el cuero se coló como un obús en la portería universitaria, deshaciendo el liderato del UCAM en el último instante.

Fotos

Vídeos