Fútbol | Segunda B

La semana redonda del UCAM Murcia

Los jugadores del UCAM celebran el gol que marcó Luis Fernández./VICENTE VICÉNS / AGM
Los jugadores del UCAM celebran el gol que marcó Luis Fernández. / VICENTE VICÉNS / AGM

El equipo de Munitis encadena tres triunfos seguidos entre la Liga y la Copa

ANDRÉS CREMADESMurcia

Tres de tres, entre Liga y Copa. Semana redonda para el UCAM. Estas victorias dejan al equipo de Munitis bien situado en la parte alta y le permiten seguir sumando puntos, a pesar de las bajas por lesión que sufren los universitarios. El equipo de Pedro Munitis pagó caro salir demasiado encorsetado, ya que el Don Benito, un equipo muy limitado pero batallador, se adelantó en el marcador en la tercera ocasión que tuvo. Pero la entrada de Luis Fernández fue primordial, primero porque marcó el empate y después por la gran asistencia que dio a Collantes.

2 UCAM CF

Germán, Gurdiel, Migue García (Mounir m.57), Javi Fernández, Carlos Moreno, Toni Arranz, Collantes, Britos, Titi (Luis Fernández m.23 ) (Ismael m.83), Isi Ros y Kilian Grant.

1 CD Don Benito

Sebas Gil, Trinidad, Ricardo Durán, Ismael Heredia (Karim m.85), Mario Gómez, Mamau (Ale Zambrano m.69), Abraham Pozo, Gonzalo, David Agudo, Pepe Bernal y Paquito (Adri m.57).

Árbitro:
Fernández Cintas, auxiliado en las bandas por San José López y Pérez Candela (Comité andaluz), (2). Bien en un partido que le exigió mucho.
Amonestaciones:
UCAM Murcia C.F.: Isi Ros m.16, Titi m.23, Luis Fernández m.34, Germán m.42, Kilian Grant m.84. C.D. Don Benito: Mario Gómez m.42, Ismael Heredia m-80, Abraham Pozo m.86, Gonzalo m.91.
Goles:
0-1, minuto 22, centro de Pozo desde la la banda derecha y David Agudo, de cabeza y anticipándose a la defensa, marca. 1-1, minuto 28: subida por banda izquierda de Migue García, centra al área y Luis Fernández por bajo marca. 2-1, minuto 29, Luis Fernández controla un balón en el lateral del área, ve la llegada de Collantes se la pone y el gaditano por bajo hace gol.
Incidencias:
La Condomina. 1.622 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones y ambiente caluroso.

Ya por delante en el marcador, sin querer o queriendo, lo cierto es que todo cambió. Los murcianos bajaron los brazos y surgieron las dudas. El Don Benito, sin ser nada del otro mundo, se dio cuenta del paso atrás que dió el UCAM y tuvo toda la segunda mitad a los de Pedro Munitis metidos en su campo. El monólogo visitante del segundo acto no tuvo premio, pero acabó con los locales pidiendo la hora. Lo importante eran los tres puntos y se consiguieron, pero el equipo echa en falta, y de qué forma, a sus jugadores principales.

De nuevo las dudas en el inicio, los nervios en los pases y las imprecisiones a la hora de conducir el cuero, todo eso en un arranque de partido que dio alas a los extremeños, que mejor posicionados y, sobre todo, más enchufados desde el pitido inicial, complicaban la vida a los de Pedro Munitis. El equipo visitante dominaba la parcela ancha, donde Britos y Toni Arranz no terminaban de definir en sus zonas y dejaban espacios que los rojiblancos aprovechaban. El UCAM no conseguía hilvanar más de dos pases seguidos, pero los desplazamientos largos sí le servían para que Isi Ros y Collantes presionaran arriba, de hecho la primera ocasión universitaria llegó en el minuto tres, cuando Ismael Heredia despejó un balón y Collantes, muy atento, remató de cabeza, pero el cuero salió desviado.

Gurdiel e Isi Ros se asociaban por la banda, donde Ricardo Durán no podía nunca con el jugador de Las Torres de Cotillas, pero sus centros al área no encontraban destinatario. El Don Benito cada vez llegaba más y cada vez con más peligro. Pepe Bernal, el jugador con más talento de los extremeños, disparó con mucha intención en el minuto 12, pero un atento Germán paró bien.

El plan de Munitis, trastocado

Titi se lastimó en un disparo a puerta y fue renqueante hasta que fue sustituido por Luis Fernández. Esta baja trastocó los planes de Pedro Munitis, a quien gusta hacer los cambios en los últimos veinte minutos para aportar frescura. Además, tuvo que hacerlo rápido, porque el Don Benito estaba creando mucho peligro con David Agudo. De hecho, en el minuto 23 remató de cabeza un centro medido de Pozo ante el que no pudo hacer nada Germán.

Agudo pudo lograr el segundo gol de su equipo dos minutos después con un fuerte disparo desde la frontal del área que Germán detuvo.

Luis Fernández se entonó a partir del minuto 28. El delantero acompañó la subida de Migue García por el lateral izquierdo. El defensa centró al primer palo y allí, rápido y sin dejarla botar, el delantero puso el balón en el fondo de las mallas. Era el premio al esfuerzo que el equipo estaba haciendo y que tendría continuación un minuto mas tarde, en un balón que controló Luis Fernández en el lateral del área. Acto seguido vio a Collantes, quien pasó el esférico al gaditano, quien no se lo pensó y puso por delante a los de la Universidad Católica.

El UCAM estaba desmelenado y solo cuarenta segundos más tarde, en pleno desconcierto extremeño, Isi Ros tuvo una ocasión clarísima. El extremo de Las Torres de Cotillas lo hizo todo bien, se plantó ante Sebas Gil y le levantó el cuero, pero el guardameta lo rozó y evitó el tercer tanto local. El partido estaba franco para los de Pedro Munitis. El UCAM llegaba bien y tenía el control del juego, mientras el Don Benito se precipitaba en sus acciones. Pese a todo, el partido entró en una fase en la que el fútbol brillaba por su ausencia. Mamau se las tenía con Isi Ros, Luis Fernández protestó una falta hasta que vio la tarjeta amarilla e Ismael Heredia no tuvo otra que cortar una internada de Collantes con una acción que mereció un castigo mayor que la tarjeta amarilla.

El árbitro no consiguió parar un partido en el que los malos modos hicieron su aparición. El encuentro se fue hacia el final de los primeros cuarenta y cinco minutos con un disparo alto de Pozo y un tiro escorado de Isi Ros con todo a favor.

Juan García, técnico del Don Benito, sabía que tenía que cambiar algo. Su equipo estaba demasiado agazapado atrás y esto dificultaba en exceso las salidas de sus jugadores, por lo que adelantó líneas y subió a Abraham Pozo a jugar con David Agudo.

Al UCAM le costaba más salir con el balón controlado, pero una vez pasada la primera línea de presión, la circulación era más rápida y Collantes y Migue García estaban destrozando la banda derecha del equipo rojiblanco. Los desdoblamientos con centros al área se sucedieron, pero seguía faltando terminar las jugadas de forma efectiva. El individualismo se extendió en la segunda mitad.

El UCAM aguantó los últimos minutos metido en su campo y dejando arriba a Kilian Grant para que presionase. Mounir aportó frescura en un final de partido no apto para cardiacos, con cinco minutos de tiempo añadido que tuvo en vilo al equipo y a la afición universitaria, pero el Don Benito no dio para más y terminó sin poder empatar el partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos